LO ÚLTIMO

Pedro Mora: “Tenemos como generar los megavatios para dar energía eléctrica a todo el país”


Un  gran rompecabezas con decenas de piezas perdidas, destruidas, inservibles, sin encajar,  otras rescatables y sustituibles es, en resumen, la fisonomía del sistema eléctrico de Venezuela que actualmente es protagonista de una severa crisis de generación del servicio

¿Hay solución a este problema de retrasos en las inversiones, equivocaciones sobre diseño de estructuras, abandono del real mantenimiento y la falta de proyección del sistema de transmisión eléctrico? El presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniría Eléctrica, Mecánica y Profesiones Afines en Mérida    (AVIEM) y profesor de la Universidad de Los Andes, Pedro Mora, expuso la mañana de este lunes 2 de abril de 2018 ante el Consejo Universitario la alarmante radiografía y cronología de eventos que han afectado el suministro eléctrico en el país.

“Lo primero que hay que aclarar es que las represas y los embalses en todo el territorio nacional tienen suficiente agua para la funcionalidad de las distintas plantas, muchas de ellas paralizadas, caso de las tres plantas de la región andina y otras aún sin terminar o paralizadas pese a la inversión millonaria en dólares” dijo el especialista.

El diagnóstico presentado englobó la situación y realidad técnica de cada una de las hidroeléctricas, termoeléctricas y energía eólica  (Paraguaná) instaladas en el territorio nacional, los sistemas de transmisión que no poseen las condiciones para una mayor distribución y los combustibles que se usan y los dejados de usar (Gas, Diesel, Orimulsión) para las plantas que lo requieren.

El Sistema hidroeléctrico instalado en Guayana tiene la capacidad de generar más de 16 mil megavatios, suficientes para alimentar a todo el país sin inconveniente alguno. El problema está en la capacidad de las líneas de transmisión que solo están en condiciones de soportar cerca de 7 mil megavatios, es decir, más de la mitad queda en desuso y sin poder aprovecharse.

Las explicaciones dadas por el experto, pese a tener un alto nivel de complejidad dada la cadena de  los problemas de interconexión, mantenimiento y operatividad que presenta la infraestructura eléctrica, fueron  bien recibidas y comprendidas por los miembros del CU. Las preguntas no faltaron al término de su intervención. Tampoco las propuestas que, como solución tiene este gran “monstruo generador de oscuridad y atraso”.

Respuestas inmediatas

Las soluciones a corto plazo implican la reducción del huso horario nacional a media hora y en dos bloques, lo que significaría para esta oportunidad un ahorro diario en suministro del sistema de Guri.  La compra a Colombia de 250 megavatios podría reducir el racionamiento a 4 a al menos 4 horas.  El cambio urgente de luz incandescente por luz blanca y la conformación de un equipo de recuperación a nivel industrial de los bombillos de luz blanca. La reactivación de plantas termoeléctricas con crudos extrapesados, dada la localización de la faja petrolífera del Orinoco y las plantas instaladas en sus adyacencias, representa una obvia solución al caso sin necesidad de bombeo sino a través de barcazas. 

Siguen los apagones

la gráfica anterior muestra la variación de la capacidad instalada de generación de energía electrica  del Sistema Elecrico Nacional, donde la energía térmica tiene un gran alza con el actual declive y una evidente improductividad o baja linealidad de la energía hidraulica. Entramos al mes de abril con la incertidumbre de la continuidad horaria del cronograma de cortes formalizado el pasado mes de marzo. Entramos al mes de abril sin conocer lo que el gobierno acometerá frente a este servicio publico nacional que sigue generando más horas de oscuridad e improductividad con todas sus consecuencias negativas particulares.

Prensa ULA