LO ÚLTIMO

Lisandro Segura: Municipio Alberto Adriani padeció 4 años de "desidia, abandono, retroceso y corrupción"


*** Cabe destacar que el lapso de entrega de las actas de observaciones es de 120 días hábiles desde la suscripción del acta de entrega, por lo que aunque fueron consignadas las primeras se cuentan con más días hábiles para entregar actas en proceso de elaboración como el caso de la empresa de alimentos Bolivigía S.A, entre otras.

Luego de entregada la Memoria y Cuenta correspondiente al período desde el 03 al 31 de diciembre de 2021 ante el representante de la Contraloría Municipal, Juan Moreno y al poder Legislativo municipal a cargo de Eligia Jáctiva, el alcalde del municipio Alberto Adriani, Lisandro Segura, al finalizar la sesión Ordinaria dio a conocer públicamente la actas de observaciones a las actas de entrega del alcalde saliente, Mezin Abou Assi, correspondiente al período 2017-2021.

Tras una rueda de prensa y cumpliendo con sus compromisos y responsabilidades de ley, el burgomaestre vigiense dio a conocer las actas contentivas de irregularidades en general, en las que se informa en qué estado fue recibido el Gobierno municipal desde el punto de vista financiero, presupuestario, administrativo y patrimonial.

“De lo contrario, pasaría a ser corresponsable y hasta cómplice de las acciones irregulares cometidas por la gestión anterior, por lo tanto la orientación emanada a nuestro Tren ejecutivo ha sido la revisión minuciosa de las actas de entrega recibidas de acuerdo a las normas para regular la entrega a los órganos y entidades de la administración pública y sus respectivas dependencias, dictadas por la Contraloría General de la República”, expresó el Alcalde.

Observaciones de actas

En sus palabras, Lisandro Segura dio a conocer de manera detallada acciones de menos a más vergonzosas sin generalizar la comisión de las irregularidades por parte de todos los funcionarios de la anterior gestión, “pues algunos de ellos actuaron con probidad y ajustados a las leyes, como lo demuestran las actas de observaciones, pero los principales funcionarios no”.

Expresó que fueron cuatro años de desidia, abandono retroceso y corrupción y así lo reflejan las actas de observaciones, por ello, ofreció un resumen de las irregularidades soportadas con sus comprobantes que así lo demuestran, y aclaró que esta información es de carácter público, por cuanto cualquier ciudadano podrá solicitarla.

Evidencias de acciones indebidas

Entre las acciones más recurrentes e indebidas, evidenciadas en los institutos destacó el Alcalde la inexistencia de Planes Operativos Anuales (POA) y Planes Estratégicos Institucionales; Distribución Presupuestaria sin la debida aprobación del Ejecutivo municipal para el año 2021; inexistencia de la ejecución Presupuestaria y Financiera.

De igual manera, denunció la Omisión del Debido Procedimiento de la selección de Contratistas para la adquisición de bienes y prestación de servicios, incumplimiento de la responsabilidad social por parte de los proveedores correspondientes al 03% del monto de cada contratación que debieron ser invertidos en proyectos sociales para beneficio de las comunidades vigíenses, realización de pagos a diferentes beneficiarios hasta los momentos desconocidos, “es decir, sin soportes verificables”.

Destacó el uso de recursos públicos para la satisfacción de necesidades personales de los funcionarios públicos con artículos de higiene personal de forma reiterada, regalos de cumpleaños, fiestas privadas, entre otras. Aunado a la contratación de proveedores con vínculos sanguíneos y afinidad con personal de alto nivel de los institutos, transferencias directas desde las cuentas bancarias de los institutos a las cuentas personales de los directivos, en el caso puntual del Instituto Municipal de la Mujer e Igualdad de Género, falsificación de los estados de cuenta para encubrir irregularidades financieras en el manejo de los fondos.

A esto le subrayó, “la desaparición de bienes adquiridos para la adquisición de talleres de formación destinados para las mujeres del municipio”.

En el caso puntual del Instituto Municipal de la Vivienda desconoció el destino de materiales de construcción para infraestructuras habitacionales enviados por el Gobierno nacional a través de la Misión Vivienda, “no hay registros de donaciones”.

Con respecto al Instituto de Bienestar Social, expresó Segura que constató la falta de control de la recaudación proveniente de la economía informal, pues el registro encontrado fue llevado en grafito totalmente alterable, además de recibir tales ingresos en efectivo sin ser pasados al tesoro municipal para su debido procedimiento y manejo, lo cual ocasionó discrecionalidad en el uso de los fondos públicos, “igualmente se evidenciaron transferencias directas al personal del instituto para gastos personales”.

En el caso particular del Servicio Autónomo Municipal de Administración Tributaria (Samat) la primera autoridad civil del municipio observó alteración en los procedimientos administrativos de contratación, en los cuales registraron la elaboración de obras de ingeniería civil sin tener la competencia para ello; un gran número de transferencias bancarias que debieron ser ejecutadas a los proveedores se realizaron a funcionarios de la administración saliente; ausencia del mecanismo de control en cuanto al cumplimiento efectivo de la entrega de suministros que fueron adquiridos a proveedores; pago de reparaciones y mantenimiento de vehículos personales con fondos públicos que hacían pasar como unidades oficiales sin existir en el inventario de bienes del Samat; realización de pagos para la adquisición de materiales eléctricos, pinturas, alimentos y bebidas a cuentas distintas no pertenecientes a los proveedores.

No contando con ello, “el cuerpo directivo saliente realizó intencionalmente un cálculo de sus prestaciones sociales para beneficiarse con cantidades superiores a los mil dólares; más exoneraciones de pago de impuestos a contribuyentes y aprobación de licencias de licores sin cumplir con los requerimientos exigidos de ley, incluso falsificando documentos legales como permisos sanitarios, entre otros”.

En el caso del Instituto Autónomo municipal de Transporte y Terminal de Pasajeros Abelardo Pernía, se encontraba liquidado por parte del alcalde saliente quien le pasó al anterior Concejo Municipal la solicitud de evaluar el traslado de la administración del mismo a una empresa denominada “Servicios de Ingeniería Integral Don Pedro, C.A.”; además, el proceso de liquidación del terminal de pasajeros se encontró totalmente viciado desde su origen, “pues el instrumento jurídico para poder liquidar este ente es mediante otra ordenanza y no a través de decretos emitidos por el Despacho del Alcalde, donde incluso no reposa ningún documento del mencionado proceso de supresión”.

Refirió la especial atención en el Instituto municipal de la  Juventud, pues la gestión saliente solo dejó constancia de los tres primeros meses de ejecución del año 2021, “evidenciándose el direccionamiento de los gastos públicos para actividades de proselitismo político”.

Cúmulo de irregularidades en la sede de la Alcaldía

En el caso de la sede destacó un cúmulo de irregularidades predominando la desorganización total administrativa y gerencial. En cuanto al personal, el pago de bonos al personal de alto nivel, mientras que el resto de trabajadores se seleccionaba bajo criterio personal y político del alcalde saliente, “además, la desproporcionalidad del pago de dicho bono”.

En cuanto a planeamiento urbano se otorgaron permisos para la zonificación, construcción y habitabilidad, sin ningún respaldo en la oficina, incluso sin cumplir con los requisitos mínimos. “El galpón a cargo de la gerencia de ingeniería se encontró en total abandono”.

Con relación a bienes municipales, dejaron por medio de acta de entrega un inventario que fue sometido a una revisión exhaustiva, evidenciándose pérdida de ciertos bienes que no poseen ningún procedimiento de desincorporación, otros deteriorados por falta de inversión para el mantenimiento.

“En el caso de la flota vehicular podemos decir que encontramos un cementerio de unidades totalmente desvalijadas como la unidad de atención médica, busetas, maquinaria pesada, camiones para la recolección de basura y la pérdida de dos vehículos (1) camión marca Iveco, modelo cisterna, color blanco, placa 69UKAK y (1) camioneta Toyota, Land Cruiser, año 2001, color blanco, placa 29WLAC, sobre este hecho ya estamos formulando la denuncia ante el Cicpc”.

Deudas fantasmas

Sobre el área administrativa señaló Lisandro Segura que se recibió una alcaldía con deudas desconocidas a terceros por montos que superan los 75 mil dólares. Proveedores que reclaman reconocimiento de deudas equivalente a los 157 mil dólares, sin ningún soporte.

Asimismo, deuda con el Seniat que supera los 300 mil bs. Igualmente, presupuestariamente, incorporaron dos créditos adicionales con el Nro. 30 por 54.929,52 bs. y el Nro. 32 por 75.843,85 bs. de fecha 16 y 23 de noviembre que no fueron aprobados por la Cámara Municipal.

En relación a la ejecución de obras por resaltar algunos casos, mencionó el alcalde la inversión de 240 luminarias para el municipio, pero según los informes, solo utilizaron algunas en la redoma de la Blanca, desconociéndose el uso de las demás.

Se realizaron pagos para el mejoramiento de la red de aguas del municipio soportado con un solo informe técnico y mismas fotos. Así también, 12 pagos por concepto de mejoramiento de vialidad por el monto de 358.171 bs. equivalente a 80 mil dólares aproximadamente, y no hay informes para determinar alcance y cumplimiento de la obra; “y ustedes pueden observar que cuando recibimos el municipio el tema de la vialidad era, y es uno de los más álgidos”.

El Alcalde dejó claro que esto es solo un resumen de las muchas irregularidades encontradas de la pasada gestión y están haciendo lo propio como corresponde de acuerdo con la ley, a tal efecto, solicitarán como se dijo, ante la Contraloría municipal y luego en la Contraloría estadal, así como la Contraloría General de la República y Fiscalía del Ministerio Público, la apertura de la investigación con base a lo expuesto en las actas de observaciones.

“Tamañas irregularidades de la anterior gestión que dieron lugar al gran estado de deterioro del municipio Alberto Adriani, sin duda alguna nos deja claro que quienes ejercieron en la anterior administración municipal no actuaron con honestidad, vocación de servicio, ni sentido de pertenencia, por el contrario, la ineficiencia, indiferencia e incapacidad en el ejercicio de la función pública y la ausencia de valores cristianos y humanos, fueron los instrumentos que los caracterizaron y por ello, hoy reciben el cuestionamiento y reclamo público, entretanto aclaro que nuestro único pacto ha sido con las leyes, ciudadanos, valores y principios”, finalizó el alcalde Lisandro Segura. /Prensa Alcaldía Alberto Adriani. CNP: 22.661. Fotos: Romny Ramírez