LO ÚLTIMO

Edgar Márquez: “Violencia delictiva en Mérida es una amenaza a la sociedad”

La falta de dotación a los cuerpos policiales, la deserción de funcionarios y una política errada desde el gobierno central, son factores que aprovechan los delincuentes.




El precandidato a la gobernación de Mérida, Edgar Márquez, lamentó dos recientes hechos de violencia delictiva en la ciudad de Mérida y se refirió al fracaso de las políticas de seguridad ciudadana en la entidad. Dijo que la delincuencia ha estado de nuevo tomando fuerza y al contrario los cuerpos de seguridad se ven cada día más disminuidos.

Márquez lamentó el asesinato de ciudadanos por parte de elementos delictivos en las últimas 72 horas. “La violencia delictiva se está haciendo presente, en contraste a un lamentable proceso de destrucción de las instituciones encargadas de la seguridad ciudadana, en Mérida, luego que años atrás había unos ocho mil funcionarios policiales, ahora hay cerca de 1.000 para todo el estado.  

Crisis institucional

Las políticas públicas en materia de seguridad no son claras en Mérida. Actualmente el cuerpo de policía regional, se mantiene bajo control del poder central, por una decisión política, que, a juicio de Márquez, ha causado daño a la institución y a la sociedad. “Ha sido una medida absurda, porque ese centralismo ha alejado la posibilidad del manejo de la seguridad de los ciudadanos bajo una visión regional, que es desde la cual se conoce la situación”.

Se refirió a los bajos salarios de los policías, lo que ha obligado a los funcionarios a irse de estas instituciones y dejar las calles en manos del hampa, “se desata la violencia delictiva, porque sencillamente no hay casi policías, en los pueblos del interior del estado es muy grave, las comisarías y los puestos policiales están prácticamente solos, los bajos sueldos obligan a los funcionarios a buscar otras opciones para sobrevivir esta crisis”.

Dijo que hay funcionarios en las calles como comerciantes, buhoneros y el fenómeno de cobro de coimas en las alcabalas, “esto conlleva a que también un número de funcionarios, terminen involucrados en hechos irregulares.”

Violencia delictiva amenaza

Además, señaló que no solamente no hay personal suficiente, sino que la dotación de equipos, patrullas, repuestos para mantener las unidades también han desaparecido. Márquez señaló que es una realidad que debe cambiarse, que la policía de Mérida, debe volver bajo el control del gobierno regional, “se debe diseñar políticas de seguridad de forma descentralizada, hoy la violencia delictiva en Mérida, es una amenaza a la sociedad y hay que evitar que se convierta en un fenómeno fuera de control”.

El precandidato a la gobernación indicó que una de las formas de cambiar estas realidades, es cambiando al gobierno, e indicó que el próximo 21 de noviembre existe la posibilidad de dar un paso en ese sentido, en las elecciones de gobernadores y alcaldes. (CNP 16.478).