LO ÚLTIMO

Trabajadores del Ince-Mérida recibieron botón por años de servicio

***El Inces reconoce el esfuerzo, el compromiso y el amor de sus trabajadores en cada una de sus funciones para lograr cumplir con la misión de formar y capacita a los merideños





Reconociendo el trabajo, el compromiso y la lealtad, once trabajadores del Inces Mérida, recibieron el botón por años de servicio prestadas a esta institución educativa.

El gerente regional del Inces-Mérida, Geldrit Roca, informó que de esta manera se procura dar fiel cumplimiento con lo establecido en la convención colectiva vigente de esta institución, como un estímulo y homenaje  a sus trabajadores por años de servicio, reconociendo la responsabilidad en sus distintas áreas de faena.

Indicó igualmente que siguiendo instrucciones del presidente del Inces, Wuikelman Angel Paredes, hombres y mujeres adscritos a diferentes divisiones y centros de formación socialista (CFS) ubicados en la entidad merideña, recibieron el botón por 5, 15 y 30 años de servicio.

“Cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y protección para evitar el contagio y propagación del Covid-19, la entrega se desarrolló en las instalaciones de la gerencia regional”, acotó el titular del Inces.

Yajaira Velazco, adscrita a la Unidad Educativa Bachillerato Productivo del Inces, recibió el botón por 30 años de servicio ininterrumpidos, quien se mostró agradecida y feliz por formar parte de esta gran familia y haber aportado su granito de arena por la formación y capacitación de merideños y merideñas, en diferentes tareas y ocupaciones que le ha tocado desarrollar a lo largo de carrera profesional.

Por su parte Gerardo Quintero y Eduardo Rojo, fueron reconocidos por 15 años de servicio. Mientras que Jesús Vielma, Jhoan Centeno, Leonel Peña,  Adrián Gutiérrez, Wilde Romero, Jesús Jiménez, Fernando Ramírez y Amado Guanipa recibieron botón por 5 años de servicios, quienes agradecieron al Inces por la oportunidad que les ha brindado, así mismo manifestaron estar más comprometidos que nunca con la institución.

NADIA LOBO| Mérida