LO ÚLTIMO

Técnicos y usuarios de la Gobernación se forman en principios de seguridad informática

Durante el taller se impartieron conocimientos generales y específicos sobre la importancia de la seguridad en cada uno de los procesos que conllevan acciones donde la informática está presente





Este jueves, en horas de la mañana, la Dirección de Teleinformática de la Gobernación, a través de las coordinaciones de educación y seguridad informática, impartieron una charla  titulada “Las dos caras de la tecnología”, actividad dirigida a los técnicos, coordinadores y usuarios de diferentes órganos adscritos a la Gobernación de Mérida, entre ellos, la Dirección de Educación, Construsmérida, Oficina Estadal Antidrogas (OEA), Instituto Merideño de la Mujer y la Familia (Immfa), Fondo Merideño de Financiamiento de Consejos Comunales y la Oficina de Control y Gestión (OCG).

El director de Teleinformática, Rafael Vivas, señaló que durante el taller los asistentes conocieron y profundizaron aspectos relacionados  con las acciones del hacking, donde se aclaró la diferencia entre un  “hacker” y un ciberdelincuente, identificando al primero como un investigador de la información para fines positivos y de beneficio colectivo, mientras que el segundo es quien aprovechándose de la vulnerabilidad de las personas y sistemas, roba información para fines perjudiciales.

La actividad —vinculada a la seguridad informática— tuvo como ponente al ingeniero Jonathan Briceño, funcionario de esta dirección, quien expuso a los presentes conocimientos generales y específicos sobre la importancia de la seguridad en cada uno de los procesos que conllevan acciones donde la informática está presente.

De acuerdo al expositor, las instituciones deben concientizarse cada día más sobre este tema, ya que existe un gran riesgo para los usuarios que acceden al sistema para recibir y enviar información sobre diversos asuntos, y, sobre todo, en redes sociales, correos electrónicos y la descarga permanente de aplicaciones y condiciones de uso de páginas que muchas veces representan altas amenazas  en forma de virus, gusanos, spyware, adware, entre otras que se adjuntan al momento de descargar actualizaciones de dudosa procedencia.

La actividad fue propicia para que los asistentes pudieran reflexionar sobre las diversas maneras  de cómo un sistema informático se puede contaminar, y cuáles son las vías donde la información puede ser capturada o robada con perjuicio  directo de instituciones tanto públicas como privadas, para lo cual la educación representa una acción fundamental en cada uno de los usuarios, desde niveles básicos hasta profesionales.

Finalmente, el ingeniero Rafael Vivas destacó que en vista de ello la dirección a su cargo viene emprendiendo esta serie de charlas y talleres que buscan sensibilizar y formar a usuarios para que disminuya la vulnerabilidad ante ataques informáticos por  amenazas que pudieran afectar por igual a individuos, empresas, instituciones del estado, en el marco de la gestión pública. 

Jesús A. Peña /Fotos: Eduardo Besembel