LO ÚLTIMO

Cardenal Porras: “Que esto sea lo que nos dé el coraje para seguir trabajando por una Venezuela Libre”

La cercanía de la gente, de los sacerdotes, del gobierno estadal y sobre todo de los seminaristas, marcó la celebración de los años de servicio del Cardenal Porras como sacerdote



Euro Lobo SSCC / CNP 12.112

(Mérida / Especial).- En el marco de la celebración del XVII domingo del tiempo ordinario, la arquidiócesis de Mérida se vistió de gala para festejar los 52 años de ordenación presbiteral de Su Eminencia Baltazar Cardenal Porras, en una eucaristía en la que también se le concedió la Ordenación Diaconal al seminarista Ricardo José Vielma Martínez y el Orden del Lectorado al seminarista Iván Maldonado.

El pastor, que llegó a Mérida desde Calabozo para servir a la grey andina como auxiliar del ahora venerable Monseñor Miguel Antonio Salas, también celebra para estas fechas 36 años de ordenación episcopal y 28 años al frente de la arquidiócesis como Arzobispo.

La ocasión fue propicia para que el Cardenal expresara su agradecimiento al pueblo y a Dios, por lo que ha significado en su vida estos años de servicio, “ha sido un trabajo mancomunado, -como siempre se debe hacer-, con todas las intuiciones”, puntualizó al recordar a la Universidad de Los Andes, la Gobernación del estado, la Academia de Mérida, entre otras, “con la gente de cada uno de los pueblos, con la gente emprendedora y trabajadora que hay mucho en estas montañas”.

Sus palabras no fueron más que de esperanza, “que esto sea lo que nos dé el coraje para seguir trabajando por una Venezuela Libre”, afirmó quien oró para “que seamos auténticos ciudadanos y mejores creyentes y discípulos del Señor”.

Los Ordenes Sagrados

Para el Cardenal, más importante fue el hecho de conceder el Orden del Diaconado a Ricardo José Vielma Martínez, seminarista nacido en Mérida, que cursó sus primaria en el Colegio Seráfico, donde oyó el llamado del Señor, comenzando un camino que luego de llevarlo por los pasillos del Seminario San Buenaventura de Mérida, le condujeron hasta este día especial que por la imposición de manos del Cardenal Porras, se convirtió en un servidor con el primer grado para el sacerdocio, el del diaconado.

En la ceremonia también se le concedió, luego de exhaustivo examen, el Orden del Lectorado, al joven Iván Maldonado, quien con ello, recibe la misión de llevar y vivir la Palabra del Señor, con la humildad del pastor que le ha concedido dicha tarea.

Autoridades presentes

En la ceremonia se hicieron presentes para acompañar al Cardenal, el gobernador del estado Ramón Guevara, con los directores del gabinete de gobierno regional, quien expresó su cercanía y “en nombre del pueblo merideño”, agradeció al purpurado, su servicio y entrega, augurándole larga vida y grandes éxitos en el camino que aún Dios le depara.

El Obispo Auxiliar de Mérida, monseñor Luis Enrique Rojas Ruiz, en  nombre de sus hermanos en el sacerdocio, agradeció a Su Eminencia por la entrega, la guía y las palabras edificantes que siempre les ha hecho llegar para formarlos y acompañarlos, “ha sido un gran maestro para nosotros”, afirmó