LO ÚLTIMO

Ramón Guevara: “Nadie puede poner en duda mis principios y lealtad a la democracia”

Los venezolanos, todos, han dado muestras suficientes de creer en la democracia. Por eso la defienden en todos los rincones, porque quieren paz, justicia, progreso y trabajo








Ratificando que la democracia ha sido y será siempre el mejor sistema de gobierno y su permanencia un objetivo y compromiso nacional en estos tiempos tan difíciles, Ramón Guevara dejó en claro que respalda, apoya, reconoce y acata las directrices emanadas de la Asamblea Nacional, que viene actuando dentro del más estricto marco de la Constitución y las leyes de la República.

Nuestra Carta Magna, dijo, marca muy claramente qué hacer cuando la situación política, económica y social así lo demande, y eso es lo que en el país ha ocurrido. Por ello, la Asamblea Nacional está actuando apegada al espíritu y la letra constitucional y su presidente, Juan Guaidó, ejerciendo la Presidencia Temporal de la República.

Su afirmación la hizo en la plaza Bolívar de Timotes, durante una asamblea de ciudadanos que manifestaron su adhesión al pronto encuentro de la mejor salida, pacífica, legal y constitucional, de la enorme crisis que el país atraviesa, la mayor en toda su historia republicana. Guevara indicó que su afirmación la hacía como ciudadano a quien la Constitución le otorga, igual que a todas las venezolanas y los venezolanos, la libertad y el derecho a expresar libremente su opinión.

Venezuela, añadió, vive una situación difícil y altamente peligrosa, que debe ser cuanto antes solucionada sin ninguna clase de violencia, sino a través del diálogo que obliga una negociación definitiva y positiva para toda la nación.

Advirtió Guevara que llegó la hora de las definiciones y de sumar el mayor número de esfuerzos para que unitariamente todos los sectores de la vida nacional, desde los partidos políticos, sindicatos y gremios, hasta toda clase de instituciones, empresariado, pueblo y estudiantes, en fin la sociedad civil, aporten su grano de arena para el retorno de la paz, la justicia y el cumplimiento fiel de nuestra Constitución. Una Constitución, precisó, que no la hicimos nosotros, pero que nosotros sí defendemos y cumplimos.

La democracia, indicó Guevara, tiene que ser defendida por todos, porque comprobado está que la democracia es el mejor sistema de gobierno y fue en democracia, después del derrocamiento de la dictadura de Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958, que Venezuela alcanzó su desarrollo, su engrandecimiento y poderío económico e industrial. Es enorme la diferencia, aseguró, entre lo que se hizo en  tiempos de la democracia, a lo acontecido a partir del 8 de diciembre de 1998.

Finalizó señalando que cada día es más creciente el respaldo a las decisiones de la Asamblea Nacional y pidió a la ciudadanía no caer en provocaciones. Nuestras armas son la Constitución, las leyes y la profunda vocación democrática y, en mi caso, afirmó, nadie puede poner en duda mis principios y lealtad a la democracia.

En la asamblea popular intervinieron Silvio Rivera, Benita Araujo, Iván Salcedo, Adela Carrizo, José Ramírez, Evelyn Rivera, líderes del municipio Miranda, y por Mérida Eloy Araujo y Leonardo Briceño.

Gráficas: Fernando Moreno