LO ÚLTIMO

ULA conmemoró 233 años de creación con acto protocolar y citación a Juzgado


El Arzobispo Auxiliar de Mérida, monseñor Luis Enrique Rojas Ruíz, junto al clero merideño concelebraron el aniversario de la ULA en plena calle de la ciudad de Mérida.


El rector de la Universidad Metropolitana, profesor Bejamin Scharifker, y el empresario Lorenzo Mendoza, asistieron como invitados especiales y oradores de orden en el acto oficial que se realizó en el Aula Magna de la ilustre Universidad de Los Andes

Autoridades de la Universidad de Los Andes acompañados por profesores, estudiantes, empleados, comunidad merideña e invitados especiales acudieron a la invitación prevista de las actividades programadas para la celebración oficial de los 233 años de la institución universitaria que tiene su origen en el año 1785, cuando Fray Juan Ramos de Lora funda el Real Seminario San Buenaventura de Mérida de los Caballeros de Mérida.

El acto protocolar que debía iniciar con un Tedeum en la Basílica Menor Catedral de Mérida, cambió de manera imprevista de lugar, debido a una citación que hiciera el Juzgado Superior Contencioso Administrativo de la Circunscripción Judicial del Estado Mérida, al rector de la ULA, profesor Mario Bonucci Rossini, por lo que el acto religioso se realizó en la avenida 5 de la ciudad donde queda la sede de éste organismo de administración de justicia, lugar al que los asistentes acudieron para expresar, con su presencia, apoyo y solidaridad a la máxima autoridad de la Universidad de Los Andes.


Antes de finalizar el Tedeum que se realizó en plena calle de la ciudad de Mérida, el rector Bonucci Rossini salió del referido Juzgado y explicó a los presentes parte de lo ocurrido dentro del mismo, para luego permitir que el arzobispo auxiliar de Mérida, monseñor Luis Enrique Rojas Ruiz, continuara con la ceremonia. Luego se trasladaron hasta el Edificio del Rectorado, lugar en el que una multitud esperaba por la presencia de la autoridad universitaria y de los invitados especiales y en el que un grupo de estudiantes de la Escuela de Danzas de la Facultad de Arte escenificó un acto para la ofrenda floral ante la estatua pedestre de Fray Juan Ramos de Lora.

Seguidamente los presentes se trasladaron hasta el Aula Magna de la Universidad de Los Andes, donde se cumplió un denso programa protocolar que permitió el desarrollo de las actividades enmarcadas dentro del ducentésimo trigésimo tercer aniversario de creación de la casa de estudios que dio origen a la Universidad de Los Andes. El acto de apertura fue presidido por el Rector de la ULA, quien expresó que el aniversario de la institución es una oportunidad para el reencuentro de los universitarios, así como un momento para la reflexión de nuestra institución, sin perder de vista su vinculación con los acontecimientos que marcan la historia de la nación.

Por su parte, la bachiller Rosbelis Rodríguez, estudiante de Idiomas Modernos y Letras, mención Literatura Hispanoamericana y Venezolana dentro de la Facultad de Humanidades y Educación, con 19,52 de promedio académico, en representación de los estudiantes, pronunció el discurso en nombre de los jóvenes que integran la institución. Durante la intervención, la bachiller expresó que ha aprendido a enfrentar con coraje, e incluso con rabia, las adversidades que le ha correspondido vivir. 

“Al igual que mis compañeros he tenido que sortear múltiples dificultades, el duro año 2014, los paros universitarios, protestas, la tensa calma del 2016, el sangriento 2017 y la incertidumbre que representa este 2018 que apenas comienza. Han reducido nuestra cotidianidad a lo más elemental. La falta de pan, la escasez de efectivo, la pavorosa inflación, el precio del dólar, el cínico discurso del poder, la violencia devastada, los jóvenes que emigran, la muerte que acecha en cada esquina, sin embargo, tales circunstancias, por desfavorables y deprimentes que pudieran parecer, y que de hecho lo son, no deberían construir motivo de desilusión y entrega, no debemos dar todo por perdido”, dijo.

Por su parte los oradores de orden, el profesor Benjamín Scharifker Podolsky, rector de la Universidad Metropolitana, y el empresario venezolano, Lorenzo Mendoza, con sus discursos hicieron vibrar a los presentes en el Aula Magna. El profesor Scharifker agradeció la oportunidad y el escenario para reflexionar sobre el momento actual venezolano referido a las universidades y el conocimiento, sobre todo frente a los desafíos para el desarrollo del sector.


“La realidad está en cambio permanente y la Universidad debe responder constantemente a ello. El principio fundamental para abordar el cambio es la autonomía universitaria, pues solo con libertad académica podemos evolucionar cumpliendo nuestra función formadora de ciudadanos íntegros y competentes en los distintos campos del saber, capaces ellos mismos de evolucionar a medida que van cambiando las condiciones del entorno”.

De igual manera Lorenzo Mendoza resaltó la importancia en las relaciones Universidad-empresa privada, pues cree firmemente en la relación que deben sostener ambos sectores fundamentales para el desarrollo del país. Resaltó valores y principios que mantiene dentro de la empresa Polar, la cual va más allá de la mera producción de alimentos básicos, pues la misma, a través de su Fundación Polar, ofrece apoyo a diversos centros de investigación de universidades venezolanas, así como resalta el trabajo de los investigadores del área de  las ciencias básicas quienes son reconocidos cada dos años con el Premio Polar.

Ambos invitados especiales del 233 aniversario de la ULA, fueron condecorados con la Orden “Pedro Rincón Gutiérrez ‘Rector Magnífico”, conferimiento que realiza la institución universitaria por los aportes que cada uno ha hecho en pro de resaltar las bondades académicas y de investigación del país y de las universidades venezolanas. 

(Yasmira Carrasquero. CNP12405. Prensa ULA)