LO ÚLTIMO

Jesús de la Divina Misericordia bendice al pueblo merideño

 Tras emotiva peregrinación en la Loma de Los Ángeles







*** Entre canciones, rosarios y plegarias merideños rindieron honores a Jesús de la Misericordia.

Con lo mágico y hermoso del paisaje natural, entre un sol radiante y algo de neblina, se hicieron sentir las alabanzas, oraciones y mucha fe de los devotos de la Divina Misericordia, quienes emprendieron una emotiva peregrinación hasta el santuario de estilo colonial ubicado en la Loma de Los Ángeles.


La celebración del Domingo de la Misericordia, se lleva a cabo en el segundo Domingo de Pascua, la misma se basa en las revelaciones privadas de Santa Faustina Kowalska, religiosa polaca que recibió mensajes de Jesús sobre su Divina Misericordia en el pueblo de Plock, Polonia.

Acto de amor

Durante más de 15 años  los  misioneros claretianos, grupos de apostolados y congregaciones religiosas que hacen vida activa en la iglesia “Inmaculado Corazón de María” de la comunidad de Los Curos, organizan  la espiritual peregrinación hasta la capilla dedicada a la Divina Misericordia en la Loma de Los Ángeles en el municipio Libertador.

El recorrido partió desde la iglesia de Los Curos hasta la capilla de El Mirador, lugar de la exaltación de la santa cruz; luego procedieron con la fervorosa procesión donde los fieles devotos entonaban alabanzas a Jesús, oraban y daban  gracias a la divinidad por los favores concedidos.



Devoción y compromiso

En medio del recorrido, los feligreses contemplaban las maravillas de la naturaleza, elevaban sus manos al cielo y hacían diferentes peticiones que van desde curar una grave enfermedad, pedir por la unión familiar, orar por la paz de Venezuela o simplemente dar gracias por la sanación de padecimientos.


Con devoción cada uno de ellos recorrió el peregrinaje con fe, amor y agradecimiento hacia Jesús de la Misericordia, más que un reto para los caminantes se convirtió en una promesa por cumplir.


Testimonios de fe

Una vez dentro del templo cada peregrino se fue aproximando a la imagen de Jesús de la Misericordia para agradecerle por haber llegado allí, luego de tan especial travesía o para cumplirle alguna promesa ofrecida.

Wendy Araujo, fiel devota y peregrina, manifestó que la Divina Misericordia representa un encuentro muy cercano con Jesús a través del espíritu santo.

“Cada día estamos inspirados en Dios para seguir adelante y cumplir nuestras metas y sueños, bajo su voluntad agradable y perfecta como acto de fe y misericordia”, expresó.


Jan Carlos Vera, promotor y organizador del peregrinaje, resaltó que la Divina Misericordia, simboliza el amor que Jesús derramó por la humanidad entera.

“Hoy es un día de gratitud, fiesta y mucha alegría, Jesús no quedó en el dolor, ni en su cruz, sino que permanece con su misericordia en cada uno de nuestros corazones”, acentuó.



El ladeado trayecto, no fue impedimento para que Diocelina Muñoz, a sus 87 años de edad, compartiera con familiares, amigos y comunidad en general, tan noble peregrinaje. Con su característica mirada, alegría y compromiso espiritual, destacó que estar hoy en la actividad representa la grandeza de Dios en su vida.

“La Divina Misericordia es un orgullo, un amor y en especial una luz que debe brillar siempre en nuestras vidas”, enalteció.


Freddy Rendón, devoto de la Divina Misericordia detalló que cada año hace la habitual caminata hasta el sector Claret con mucha espiritualidad y satisfacción.

“Debemos encomendarnos a Dios en todo momento y dar gracias por sus obras, desde este espléndido santuario quiero instar a las generaciones de relevo a seguir con esta hermosa tradición”, acotó. 


A la peregrinación asistieron niños, jóvenes y adultos mayores, lugareños de la zona y comunidad católica en general. La extraordinaria, contemplativa y espiritual actividad finalizó con una misa de acción de gracias.






Fuente: Glevys Rafael Suescun / CNP: 18.726 

Fotos: GRS