LO ÚLTIMO

Personas en situación de calle son atendidas por Jehyson Guzmán

*** Diferentes instituciones gubernamentales actúan para lograr abordar y captar a los merideños y las merideñas que andan deambulando por las vías y cuya condición de salud se deteriora con el pasar de los días



En el estado Mérida la nueva gestión revolucionaria que hay en la Gobernación, para cuyos líderes el ser humano es lo más importante, viene haciendo un minucioso trabajo con el objetivo de atender de manera integral a las personas que se encuentran en situación de calle por diferentes razones.

En este sentido y para cumplir con el propósito, el gobernador Jehyson Guzmán ha dado la orden a su equipo de trabajo del área social para que se ocupe de brindar la atención adecuada, la que merecen, los merideños y las merideñas que se encuentran en este estado.

Como parte de la labor para rescatar a estas personas y darles una mejor vida, este miércoles se hizo el abordaje y la captación del ciudadano Enrique Figueras en la parroquia Milla del municipio Libertador, informó Gerardo Molina, responsable de la Secretaría de Desarrollo Social para el Buen Vivir de la Familia Merideña.

El funcionario explicó que el Gobierno nacional, el estadal y el municipal, trabajan como uno solo para asegurar el éxito de la atención de estas personas. “Es parte del esfuerzo para garantizar, desde las diferentes instituciones, la atención a una persona que se encuentra en condiciones de vulnerabilidad social”.



Trabajo articulado

Gerardo Molina dijo que a Figueras se le hizo una evaluación previa en el sitio, pero será trasladado al Hospital Sor Juana Inés de la Cruz, donde le harán una valoración médica completa. “Se le hizo una evaluación psiquiátrica en conjunto con la Misión Negra Hipólita y el equipo de desarrollo Social de la Alcaldía del municipio Libertador”.

Un trabajo articulado, ordenado, en el que participan diferentes instituciones; un abordaje social de manera integral; primero le hacen un chequeo médico a las personas abordadas y captadas, luego una evaluación psiquiátrica y posterior a ello, son trasladadas a un centro especial para que pueda recuperarse y vuelva a hacer su vida normal.

“Darle la recuperación nutricional, esta es una persona que tiene problemas nutricionales; entonces, es importante hacer la evaluación de salud, nutricional, psiquiátrica, para que pueda tener las condiciones de vida que le permitan a él un proceso de reinserción progresivo a efectos de garantizar su estabilidad emocional, familiar”, destacó Molina.



Misión Negra Hipólita haciendo su aporte

Anyerlin Alvarado, coordinadora estadal de la Misión Negra Hipólita, destacó que están apoyando al gobernador Jehyson Guzmán en esta importante y noble labor, como bien saben hacerlo porque desde creado este programa por el Gobierno Bolivariano, se mantienen en las calles para ayudar a la gente.

“Ya captado y abordado el ciudadano lo primero es estabilizarlo, pues presenta varias patologías y necesita revisión médica, especialmente psiquiátrica. Después, dependiendo de los resultados, es llevado a una de las comunidades terapéuticas socialistas que se encuentran aquí en el estado Mérida”.

Dijo que este es el segundo abordaje que le hacen al ciudadano Figueras, porque tiene una condición psiquiátrica. “Ya nos unimos todo un equipo de trabajo para poder ayudarlo, abordarlo, que lo vean médicamente y así poder articular con la comunidad terapéutica para su traslado”.



Comunidad pendiente

Américo Romero,  de la Fundación Proyecto Fe, vecinos de la urbanización Santa María Norte y Sur, donde fue abordado y captado Enrique Figueras, agradeció al gobernador Jehyson Guzmán, a la Misión Negra Hipólita y  la Alcaldía de Libertador, por lo que están haciendo, ya que el ciudadano estuvo en estado de abandono y muy descuidado.

“Tenía más de dos meses en el lugar, fue poco a poco haciendo sus instalaciones, sus espacios, dentro de este terreno baldío. Toda la comunidad preocupada estuvo pendiente de que se lograra encaminar de la mejor manera, como se ha logrado el día de hoy (…); gracias por atender nuestro llamado, nuestra preocupación”. 

(Prensa Gobernación de Mérida)