LO ÚLTIMO

Dirigente del Sindicato del Transporte apoya a Lisandro Segura y a Edgar Márquez

Justo Rojas dijo que se requiere un cambio en el estado Mérida para buscar soluciones a la crisis de los transportistas.





El secretario general del Sindicato del Transporte del municipio Alberto Adriani, Justo Rojas, manifestó su apoyo a las candidaturas de Edgar Márquez para la gobernación de Mérida y Lisandro Segura, para la alcaldía de El Vigía. El líder de los transportistas agregó que trabaja con el resto de miembros de su gremio para un respaldo de este sector, a estas propuestas políticas.

“Estoy apoyando y trabajando por la elección de Lisandro Segura y estoy seguro de que Edgar Márquez será gobernador de Mérida, ha sido un hombre de trabajo, de futuro, de progreso y desarrollo, el pueblo lo conoce como un luchador y ha sido un buen gobernante como alcalde en Pinto Salinas. Seguiré trabajando con mis compañeros transportistas porque este municipio necesita un cambio”, dijo Rojas.

Crisis del transporte

El dirigente gremial explicó la crisis que sufre el transporte en Alberto Adriani. Se refirió a la fuerte escasez de combustibles, lo que ha paralizado casi en su totalidad la actividad. “En estos momentos nuestros compañeros no tienen lo suficiente para llevar el sustento a sus hogares, porque la fuente de trabajo es su unidad de transporte, ya sea el taxi, la buseta, la moto-taxi o el camión”.

La crisis que agobia a los transportistas tiene sus fundamentos también en los altos precios de repuestos y mano de obra para mantenimiento de unidades. Rojas dijo que no está fácil para que el transportista se integre de nuevo a la sociedad. “El pueblo se traslada a pie, la gente no gana lo suficiente para mantenerse, y vemos a El Vigía muy solo, no hay movimiento, 15 años atrás, este municipio era el que más se iba a desarrollar en Mérida, con una ubicación estratégica en el Sur del Lago, y ese desarrollo ha sido truncado por quienes gobiernan en el estado y en lo nacional”.

El transporte público en Venezuela se ha venido a menos, luego de una crisis de hiperinflación, escasez, crisis política, sanciones extranjeras, destrucción de la industria petrolera venezolana por mala gestión y corrupción. Situaciones que han causado una caída de 80 por ciento en el sector.