LO ÚLTIMO

Luis Millán: los merideños más unidos que nunca en apoyo a los afectados por las lluvias

Preocupado por las consecuencias que han dejado las lluvias a su paso por los municipios Antonio Pinto Salinas, Tovar, Guaraque y Zea, en el Valle del Mocotíes, al igual que en Arzobispo Chacón, Sucre y Campo Elías, el secretario de Organización de Un Nuevo Tiempo (UNT) Mérida, Luis Millán, considera importante no bajar la guardia y seguir apoyando –como se ha hecho hasta ahora- a los habitantes de esas zonas que resultaron afectados por el desbordamiento de ríos y quebradas.



Millán se solidarizó con los damnificados y familiares de las víctimas mortales que ha dejado esta tragedia en el estado y agradeció la generosidad de todos los merideños que han puesto su granito de arena para hacer posible la ayuda humanitaria a quienes hoy lo necesitan.

De igual modo, hizo un llamado a la población en general para que continúe apoyando, de acuerdo con sus posibilidades económicas, las jornadas de recolección de donativos que se realizan en diferentes puntos de la ciudad, las cuales son organizadas por entes públicos, iglesia y empresas privadas.

Recordó que en este momento urge la donación de agua potable, medicamentos, insumos médicos, alimentos no perecederos y productos de higiene personal para los cientos de damnificados. También pueden colaborar con cobijas, ropa y calzado en buenas condiciones.

“Los daños dejados por el desbordamiento de los afluentes son de gran magnitud, tanto en vialidad – lo que implica mucha dificultad en estos momentos para los productores agrícolas – como en viviendas. Muchas familias han perdido sus hogares, otras pudieran recuperarlo pero eso implica tiempo y recursos con los que quizás no cuenten en este momento; es difícil la situación por la que están atravesando nuestros hermanos merideños”, dijo Millán.

El secretario de Organización hizo particular mención de las poblaciones Tovar y Guaraque, donde es más crítico el estado de las viviendas que fueron impactadas por el desbordamiento de los afluentes.

“Pedimos a Dios que cese la lluvia para que retorne paulatinamente la tranquilidad en las zonas afectadas y culminen los trabajos que permitirán recuperar el tránsito vehicular para volver a la normalidad en un tiempo prudencial”, dijo para finalizar.

Prensa UNT Mérida