LO ÚLTIMO

Parroquia Spinetti Dini recibió la mano amiga del gobernador Ramón Guevara

Comprometido con honrar su palabra con las comunidades, el gobernador del estado Mérida, Ramón Guevara, entregó a los vecinos de la parroquia Spinetti Dini del municipio Libertador, luminarias públicas, materiales deportivos y obras civiles para su esparcimiento, recreación y seguridad.





Honor a quien lo merece

Rindiendo un justo homenaje a un hombre cuyo legado fue la lucha por la libertad y la democracia, por la universidad y por Mérida, el primer mandatario regional se acercó hasta las Residencias Aves Country, donde anunció a los vecinos que la cancha que se construye sobre terrenos municipales dentro de estas residencias, llevará el nombre de “Rómulo Canelón”, líder social que hace cinco meses partió a la casa del Padre.

Guevara resaltó la labor que emprendió “El Quijote de los Andes”, la cual siempre miró a mejorar las condiciones para las nuevas generaciones, y recordó que esta obra fue una iniciativa de Canelón, quien velaba por el sano crecimiento de los niños y jóvenes del sector.

Contribución

El recorrido por la comunidad también fue propicio para que el gobernador entregará a los vecinos luminarias para el alumbrado público, las cuales fueron gestionadas a través del Fonhvim, cumpliendo un compromiso adquirido para beneficio de la comunidad.

Trabajando por la seguridad

Consciente de la necesidad de incrementar las medidas de seguridad en las comunidades locales para proteger a los niños y jóvenes, la propiedad privada y la vida de los merideños, el gobernador Ramón Guevara, a través del Fondo para el Hábitat y la Vivienda del estado Mérida (Fonhvim) y con la participación de los vecinos de la urbanización Cardenal Quintero, levantó un muro perimetral en la vía pública que une a esta comunidad con el sector San José de las Flores.

Esta obra civil, que los vecinos de este sector esperaban desde hace más de 20 años, se construyó con el asesoramiento del Gobierno regional y la contribución de los vecinos, para controlar el paso de los amigos de lo ajeno, que utilizaban la vía pública para cometer sus fechorías.

La pared brinda seguridad y sosiego a los vecinos, en especial a los niños y jóvenes que utilizan los terrenos aledaños para la práctica deportiva y recreacional. /Euro Lobo