LO ÚLTIMO

Agencia Boliviana Espacial estudia el lanzamiento de un nuevo satélite

Dentro de las instalaciones de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), creada en 2010, se analizan imágenes terrestres, manejan el satélite Túpac Katari de Bolivia, el primer satélite artificial de telecomunicaciones, y trabajan a largo plazo para el lanzamiento de un nuevo satélite. 




El pueblo tiwanakota radicado en lo que hoy por hoy es Bolivia, prosperó entre los años 1500 a. C. y 1187 d. C,  parte de su herencia, la ciudad arqueológica de Tiwanaku, permanece en La Paz. La Puerta del Sol, monumento arqueológico de la ciudad de Tiwanaku en el Departamento de La Paz, servía también para observar las estrellas y calcular las épocas de cultivo.  En el año 2010 se crea la Agencia Boliviana Espacial (ABE). La ABE lanzó el primer satélite boliviano al espacio en 2013: el Túpac Katari 1 (TKSAT1), que en los últimos ocho años permitió que un tercio de la población, habitante de zonas rurales, tenga acceso a telefonía, canales televisivos, radios e Internet.

La vida útil del satélite TKSAT1 concluirá en 2028. El director de la ABE, Iván Zambrana, contó a medios locales los planes a futuro, incluida la posibilidad de enviar al espacio un nuevo satélite. “El TKSAT1 vino para dar servicios de telecomunicaciones a la población rural, que en esa época no tenía acceso a estos servicios. Había una situación de exclusión de un tercio de la población boliviana que vive en el área rural".

“Hasta ahora, el satélite ha prestado servicio y ha cumplido en gran parte el propósito de su lanzamiento. Tenemos muchas más comunicaciones rurales de las que teníamos antes de 2013, hasta el momento, el 95% de la población boliviana vive en un lugar que tiene comunicaciones. El otro 5% es un porcentaje de población habitante de áreas rurales y selváticas, donde, por su modo de vida, no consideran de importancia meterse a navegar en Internet ni ver TV." dijo Zambrana a desde las oficinas de la Agencia Boliviana Espacial.

En caso de  que la decisión de lanzar un nuevo satélite sea positiva, el director de la ABE señala: "Será un satélite mucho mejor que el TKSAT1, con mayores capacidades. Va a poder prestar muchos más servicios y de mayor calidad. Esta decisión se tomará para el 2025". 

Además del  satélite TKSAT1, la ABE maneja el Laboratorio de Observación de la Tierra: "La teledetección es un área que está ganando importancia, especialmente para apoyar la gestión estatal con datos obtenidos de imágenes satelitales. Así se puede conocer mejor la realidad del país y tomar mejores decisiones para diseñar políticas de Estado", explicó Zambrana.

Por Mía Contreras