LO ÚLTIMO

Ingeniero venezolano premiado en Belarús recibió formación previa en el CIDA

*** En Mérida respaldan a los profesionales que deciden seguir adelante con su formación académica, incentivándolos a mejorar cada día más y avanzar en sus logros






Alejandro Silie, joven ingeniero electrónico, magíster, con título de investigador, que recientemente obtuvo el premio Profesor – 33 por parte de la Universidad Nacional Técnica de Belarús (BNTU), recibe una formación técnica en el Centro de Investigaciones de Astronomía “Francisco J. Duarte” (CIDA), y logra irse a estudiar al exterior gracias al apoyo de esta institución y Fundayacucho.

Es falconiano y sus estudios de pregrado los hizo en la Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre - Unexpo Barquisimeto. “Alejandro es tesista del convenio de cooperación interinstitucional CIDA-Fundayacucho en Bielorrusia”, recuerda Pedro Grima, presidente de este centro, adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt), donde siempre han respaldado el talento científico de Mérida, del país.

Silie viaja a ese país de Europa Oriental en 2014, en el segundo grupo de estudiantes beneficiados con este convenio, mediante el cual se les apoya para que puedan tener acceso a otros niveles de formación, en universidades extranjeras con las cuales el Gobierno Bolivariano del presidente Nicolás Maduro tenga acuerdos en esta materia.

“Siguen estudios de maestría y doctorado. Fundayacucho cubre los gastos y a su regreso el CIDA se compromete a contratarlos. El primer convenio se firmó en 2013; se preparan en áreas del conocimiento relacionadas con la óptica y por eso ingresan al Centro Nacional de Tecnologías Ópticas (CNTO), que depende del CIDA”.

Selección rigurosa

Los favorecidos, provenientes de diferentes universidades del país, fueron seleccionados en función de su desempeño en un curso de formación técnica dictado por el CIDA a través del CNTO, que incluye conocimientos básicos de física de películas delgadas, física de ondas y óptica, idioma ruso, entre otros temas. A partir de allí se comienzan a hacer los trámites con Fundayacucho para ubicarlos en universidades extranjeras.

Explica Pedro Grima que se trata de la preparación de jóvenes  requeridos por el CIDA para la ejecución de proyectos estratégicos en las áreas científico-tecnológicas de cómputo, óptica, electrónica, mecánica de precisión, metrología, diseño industrial, astronomía, astrometría y otras importantes para fortalecer el CNTO. “El aporte económico lo da Fundayacucho, mientras que el CIDA hace el acompañamiento, el seguimiento”.

Merecido reconocimiento

El premio recibido por Alejandro Silie es otorgado a los mejores científicos que logran el título de investigador a los 33 años, que hayan hecho la mayor contribución a la ciencia y él se destaca por su trayectoria académica, trabajos de investigación publicados y su participación en múltiples conferencia, se reseña en la cuenta Twitter de la Embajada de Venezuela en ese país @EmbaVenBelarus.

Se hace referencia además, a que  llega allí gracias a una beca de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho y en la actualidad es aspirante a Doctor en Dispositivos Ópticos y Opto-electrónicos y Complejos. 

Prensa CIDA/CS