LO ÚLTIMO

Gobernador de Mérida se unió al júbilo por la beatificación de José Gregorio Hernández

Con la declaración de día de júbilo no laborable el viernes 30 de abril y con la asistencia a los actos en la Catedral merideña, Ramón Guevara se unió a la alegría que embarga a los venezolanos.






(Prensa OCI).- La Beatificación del Médico de los Pobres, Doctor José Gregorio Hernández, es una bendición y un alivio para el pueblo de Venezuela, aseguró el gobernador Ramón Guevara quien acompañado de parte de su gabinete de gobierno ejecutivo, participó en los actos que se realizaron, guardando las medidas de bioseguridad necesarias, en el interior de la Catedral de Mérida, con motivo de la Beatificación del médico trujillano.

A través de una pantalla gigante, el clero merideño siguió los actos litúrgicos de beatificación que se desarrollaron en el colegio La Salle de Caracas, en una ceremonia presidida por el Nuncio Apostólico de la Santa Sede Monseñor Aldo Giordano en representación del Santo Padre, y que concelebraron los Cardenales Baltazar Porras y Jorge Urosa.




El primer mandatario regional afirmó que, como merideño y como fiel creyente del Siervo de Dios, está convencido de que Venezuela y los venezolanos tendrán una bendición de Dios a través del Dr. José Gregorio Hernández.

“Vaya la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, primero, para unificarnos, pues la religión tiene un vaso fundamental que es la unidad, ya que cuando vamos a la iglesia estamos conscientes de que nos encontraremos con el reposo de nuestro Señor, nuestro Dios, para tratar de tomar el aire espiritual y encaminarnos a esa fe que cada día necesitamos y que debemos cultivarla, por eso, este acto nos viene como un bálsamo en un momento de dificultad para la salud del pueblo venezolano”, finalizó Guevara. /Euro Lobo