LO ÚLTIMO

Donald Trump y su esposa Melania dan positivo por COVID-19 y se ponen en cuarentena

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció a través de su cuenta de Twitter cerca de la una de la madrugada de este viernes (hora de Nueva York) que tanto él como la Primera Dama, Melania Trump, dieron positivo por coronavirus y procedieron a ponerse en cuarentena. “Saldremos de esto JUNTOS”, escribió el mandatario.



La noticia de la enfermedad del presidente de Estados Unidos es el penúltimo bidón de gasolina en una campaña electoral cargada de sobresaltos a tan solo 33 días de las elecciones que decidirán quién ocupa la Casa Blanca.

Con 74 años de edad, el mandatario decidió la noche del jueves hacerse el test de la COVID-19 después de que Hope Hicks, una de las más cercanas asesoras del presidente diera positivo por coronavirus, según informó primero Bloomberg News y confirmó luego el mandatario en la cadena Fox.

Hicks, de 31 años, viajaba a bordo del Air Force One con Trump cuando este voló a Cleveland, en el Estado de Ohio, para participar en el primer debate electoral frente a su rival demócrata Joe Biden. También había acompañado al republicano el pasado miércoles cuando fue a un mitin de campaña en Minnesota. El sábado tenía en su agenda acudir a un acto en Pensilvania.

Según informó el presidente en una entrevista en la cadena televisiva de noticias Fox, tanto él como su esposa habían decidido someterse a la prueba del coronavirus tras la noticia sobre la colaboradora.

“[Hicks] dio positivo”, dijo Trump en Fox. “Acabo de hacerme un test y veremos qué pasa”, añadió el mandatario, señalando que esperaba tener los resultados “esta noche o mañana”. En su cuenta de Twitter, Trump anunciaba que tanto él como su esposa, mientras esperaban el resultado, se ponían en cuarentena.

Hicks se encuentra entre los cinco miembros de más alto perfil de la Administración Trump que han dado positivo por la COVID-19 y que tratan con regularidad con el presidente. Ella, al igual que el magnate, no suele llevar la mascarilla en las apariciones frente al público.

Durante el viaje que Hicks realizó a Cleveland con Trump, en el avión presidencial viajaban entre 20 y 30 personas, entre la plantilla de la Casa Blanca y familiares del presidente. Según informó la agencia France Presse nada más conocerse la noticia, un portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, no confirmó ni desmintió la información.

Lo que sí hizo la Casa Blanca fue publicar un comunicado en el que asegura que Trump “se toma la salud y la seguridad, tanto suya como la de todos los que trabajan por su bien y el del pueblo americano, muy en serio”. El comunicado añade que el mandatario sigue a rajatabla las recomendaciones para evitar contraer el virus y exponerse a él lo mínimo posible.

Sin mascarillas

Sin embargo, en la noche del martes, durante el debate, la familia de Trump y amigos cercanos -el aforo fue muy limitado- aparecían en pantalla sin portar mascarillas que les protegieran la boca y la nariz, frente a la mujer del candidato demócrata Joe Biden que la llevó durante los 90 minutos de caótico y bronco encuentro.

Antigua directora de comunicación de la Casa Blanca y jefa de prensa durante la campaña presidencial de su jefe en 2016, Hicks regresó a la Administración Trump el pasado febrero para trabajar codo a codo con uno de los más cercanos asesores de Trump, Jared Kushner. La millennial de Connecticut era y es una de las personas más fieles a Donald Trump y su bajo perfil le permitió sobrevivir en su momento al tumulto permanente que acecha al presidente. No tiene cuenta en Twitter y en Instagram es privada.

Hicks dejó la Casa Blanca en 2018 para aceptar un cargo de dirección en la oficina de comunicaciones de la Corporación Fox. Modelo de profesión, la joven carecía de cualquier experiencia en política antes de unirse a la campaña de Trump en 2016. Antes de ese momento que le cambió la vida, la joven trabajó para la hija del presidente, Ivanka Trump.

EEUU es uno de los países más golpeados por la pandemia con más de 7.270.000 casos confirmados de coronavirus y la brutal cifra de más de 200.000 fallecidos por la enfermedad, según los datos más recientes de la Universidad Johns Hopkins.

Fuente: El País