LO ÚLTIMO

Prefecturas son órganos de prevención en el cumplimiento del protocolo de bioseguridad

Desde el inicio de la pandemia, la gobernación y las prefecturas llevan adelante talleres, charlas y han reprogramado su horario para la atención a la ciudadanía los días lunes y miércoles de 8 a 12 pm







Por instrucciones expresas del gobernador Ramón Guevara, se llevó a cabo una reunión con los prefectos del estado Mérida para definir lo concerniente al protocolo de bioseguridad, al uso del tapaboca y sobre cómo los prefectos deben velar en todo momento por el cumplimiento de las mencionadas medidas, es decir, tanto en la semana de radicalización como en la semana de flexibilización debemos cumplir con este protocolo, así lo informó la coordinadora de la Dirección de Prefecturas de la Gobernación del estado Mérida, María Vergara.

Agregó que no debe haber ningún tipo de excusas para no usar el tapaboca, y que los prefectos son garantes para que la ciudadanía cumpla con las normas de bioseguridad. Dijo Vergara que desde el inicio de la pandemia de la COVID-19, el mandatario regional, Ramón Guevara, ha girado instrucciones para diseñar e implementar una campaña que enseñe a la comunidad merideña a usar el tapaboca y a seguir los protocolos indicados por la Organización Mundial de la Salud  (OMS) en el tratamiento del coronavirus.

“No solo se entregan insumos de bioseguridad, sino que  el Ejecutivo regional ha desarrollado charlas y talleres en el marco de la campaña Sí a la Vida, principalmente sobre el uso de tapaboca.  Tomando en cuenta todo esto, se ha hecho una reprogramación del horario de las prefecturas y se está atendiendo los días lunes y miércoles, desde las 8 de la mañana hasta la 12 pm”, manifestó la funcionaria.

Hizo hincapié en que las prefecturas son órganos esenciales de prevención, en el cumplimiento del respectivo protocolo de bioseguridad,  ya que, desde que se dictó el decreto nacional sobre la paralización de actividades motivado a la pandemia, se está atendiendo a las comunidades en  la construcción de una concientización colectiva “porque prevenir es mejor que lamentar”, acotó.

Agregó que en las parroquias foráneas, gracias al programa “Dr. Arnoldo Gabaldón”, se ha desarrollado el abordaje sobre el cumplimiento del  uso  tapaboca, el lavado de manos, el distanciamiento social de 1 metro y 50 centímetros, entre otras medidas preventivas; sin embargo, la ciudadanía debe ser responsable en el cuidado individual al resguardar su propia vida y la de los suyos.

Los prefectos tienen el deber y el derecho de, en cualquier circunstancia, hacer que la ciudadanía y los miembros de sus parroquias cumplan al máximo con el protocolo de bioseguridad “nadie puede dudar de las órdenes  de algún prefecto o prefecta en el acatamiento de las medidas de bioseguridad, inclusive, estos funcionarios pueden recurrir al uso del apoyo de los organismos  de seguridad  si el caso lo amerita,  porque las reuniones de más de dos personas están prohibidas  y no se pueden hacer fiestas, ni siquiera cumpleaños, y mucho menos andar por las vías  públicas sin el respectivo tapaboca, sentenció la  directora de Prefecturas.  

OCI/Lucely Petrocini 
Foto: Alonso Moreno