LO ÚLTIMO

Rostros de mi Pueblo en tiempos de cuarentena - Manuel Parada: La familia es el eje fundamental en la formación de valores

*** El confinamiento se traduce en un proceso de cambio, por ello es importante garantizar una sana convivencia mediante diversas actividades en común.















Rostros de mi Pueblo en tiempos de cuarentena


Manuel Parada: La familia es el eje 
fundamental en la formación de valores


*** El confinamiento se traduce en un proceso de cambio, por ello es importante garantizar una sana convivencia mediante diversas actividades en común.

Desde el inicio de la cuarentena social, colectiva y voluntaria en todo el territorio nacional, para evitar la propagación del Covid-19, la familia sigue cumpliendo una compleja y meritoria labor de formar a sus miembros para vivir en sociedad.

Así lo señaló el abogado Manuel Alirio Parada Moreno, egresado de la Universidad de los Andes (ULA), docente y especialista en Derecho de Familia, quien manifestó que desde el punto de vista jurídico la familia es considerada la institución social más antigua de la humanidad y constituye el eje fundamental en la formación de valores.

“En estos tiempos de pandemia en los que debemos permanecer en casa, para preservar nuestras vidas, debemos adoptar nuevas formas y actitudes para fortalecer los vínculos familiares”, dijo.

Parada subrayó que la recomendación clave es que tengamos tolerancia sobre las opiniones del otro, busquemos la armonía en lo cotidiano, tomemos el tiempo al responder y procuremos un ambiente más integral.

Convivencia Familiar

El convivir implica tomar en cuenta que nuestra vida es con otras personas, y hacerlo no es tan sencillo como decirlo.

“Las convivencias se mueven entre acuerdos, pugnas, desacuerdos, conflictos, rabias, alegrías, tristezas y sensibilidades. Pasarán cosas que esperamos, otras que nos asombrarán para bien y otras que nos incomodarán, la idea es tener un punto de equilibrio”, expresó.

El jurista sostiene que la convivencia debe basarse en la comprensión, paciencia, colaboración y respeto. Además, de acudir a la creatividad y buscar actividades que puedan distraernos y mantenernos en un ambiente armónico pese a las circunstancias.

Ejemplo y compromiso

Parada fue enfático al declarar que desde el hogar debemos seguir brindando afecto, compromiso, entrega incondicional y protección, ser ejemplos palpables de unión entre todos los integrantes del núcleo familiar.

Muchas familias se han unido y han retomado una convivencia positiva donde prevalece la comunicación entre sus miembros, compartiendo experiencias que han generado que se estrechen los lazos entre los niños, adolescentes, adultos y adultos mayores, al retomar costumbres, juegos y actividades formativas, las cuales habían quedado desplazadas por motivos académicos, laborales o personales”, recalcó.

Compartir actividades

El especialista en Derecho de Familia destacó que la responsabilidad de todas las labores hogareñas no tiene que recaer en una sola persona. Animar a todos los miembros de la familia a realizarlas, puede contribuir a una convivencia más saludable.

“Organizar, motivar, enseñar, son palabras de alianza para vincular a toda la familia en las actividades propias del hogar”, detalló.

Desarrollo integral

Con la declaración del Estado de Emergencia, como consecuencia del Covid-19, observamos que los padres, madres y representantes están compartiendo más tiempo con sus hijos lo cual es positivo para su formación y su desarrollo integral.

“Se han convertido en terapeutas ocupacionales, orientando a los niños y adolescentes en sus tareas y poniendo en práctica actividades como cantar, bailar, enseñarles juegos de mesa o de adivinanza, inculcarles el hábito de la lectura, conversar en familia, preparar recetas, comunicarse con los abuelos, tíos, primos y amigos a través de los medios tecnológicos para disfrutar de un momento de regocijo y bienestar, recordado que jugando también se aprende”, puntualizó.

El académico acentuó que los niños, niñas y adolescentes constituyen uno de los sectores más vulnerables de la población, por ello, su situación de vulnerabilidad exige una especial protección por parte del Estado, su familia y sociedad, tal como lo ha establecido la Convención sobre los Derechos del Niño, que los reconoce como sujetos de derechos, es decir, como titulares de derechos y deberes.

Corresponsabilidad

Parada instó a las familias a cumplir la cuarentena con mucha disciplina y corresponsabilidad, tener precaución, acatar las medidas y protocolos sanitarios para evitar la propagación del virus.

Fuente: Notiandes24 / Glevys Rafael Suescun
CNP: 18.726 Fotos: GRS / Notiandes24