LO ÚLTIMO

Evalúan posible sinergia de actividad comercial y prevención del Covid-19 en Mérida

*** Comerciantes y voceros del Gobierno establecieron un pliego de normas esenciales y preliminares, como punto de partida, para una eventual y progresiva reactivación de centros comerciales, tomando en cuenta la prevención coronavirus.***




Autoridades del Órgano de Dirección de Defensa Integral (ODDI) y representantes de los centros comerciales de Mérida, analizaron acciones conjuntas para una eventual sinergia, que permita la activación económica sin menoscabo de la prevención del coronavirus Covid-19.

Así lo anunció el protector de Mérida, Jehyson Guzmán, a su salida de una reunión con los voceros del sector comercial, encuentro en el cual, tomó parte el coordinador del ODDI, el diputado estadal Jesús Alberto Araque Ruiz, el G/D. Danny Ferrer Sandrea comandante de la ZODI Mérida, Richard Lobo gerente general de Corpomerida, así como el representante de la Sundee, Antonio Molina.

“En función de instrucciones del presidente de la República, Nicolás Maduro, para la construcción de formas y modelos de flexibilización y fortalecimiento de mecanismos de producción, sin contravenir las medidas preventivas, nos reunimos con el sector comercial”, subrayó Guzmán en declaraciones para los medios.

Medidas estrictas de prevención

Comerciantes y voceros del Gobierno establecieron un pliego de normas esenciales y preliminares, como punto de partida, para funcionamiento del sector económico, tomando en cuenta la necesidad de fortalecer todas las medidas de prevención del Coronavirus.

Higiene y control en las vías de acceso a los centros comerciales; restricción de uso para espacios sociales internos de cada centro comercial, como son las ferias de comida, entre otros, y el acompañamiento para impulsar los sistemas de entrega a domicilio, que reduzcan la afluencia de usuarios a cada centro, son las tres primeras propuestas consideradas en consenso, hasta el momento. 

“Establecimos unas mesas de trabajo, tomando en cuenta las características y particularidades de cada uno de los centros comerciales”, dijo el protector de la entidad tras la reunión.

Asimismo, Guzmán anunció la activación de un equipo, integrado por representantes del Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Mérida (CLEBM), del Concejo Municipal, de la Zodi y de Corpomérida, para que de manera conjunta se establezcan las normas y se defina qué locales pueden ser autorizados para funcionamiento, qué horarios, qué personal y bajo qué normativa trabajarían.

Nodos críticos

Uno de los principales factores de riesgos, señalado en la reunión por los voceros del Gobierno, es la práctica de intercambio comercial no formal a través de la frontera con la vecina Colombia, que se materializa en recurrente importación al menudeo y mediana escala, para la reventa en territorio de Venezuela.

“Esas mercancías y esos comerciantes, se convierten en focos potenciales de contagio y propagación del virus, que tiene alta incidencia en Colombia y Brasil”, señaló Guzmán.

“Con preocupación, hemos visto cómo en algunos espacios se toma con ligereza la prevención, omitiendo el distanciamiento social, el uso correcto del tapabocas, entre otras. Sin embargo, nos reunimos con los representantes de los centros comerciales, a quienes preocupa el rigor de las medidas preventivas, de restricción de horarios (de circulación) y de apertura de comercios no prioritarios”, detalló.

Hacia una eventual flexibilización 

Jehyson Guzmán informó que estas mesas de trabajo establecerán medidas para fortalecimiento de la prevención, con miras a que en corto plazo se inicie un progresivo tránsito hacia una flexibilización y normalidad, adaptadas a la prevención.

“Tenemos que aprender a sortear las dificultades (riesgos) que genera el coronavirus. A nuestra población le pedimos corresponsabilidad en la aplicación de las medidas preventivas”, exhortó.

El vocero del Gobierno no dudó en calificar el encuentro como “una reunión muy positiva”, que arrojará buenos resultados en materia de prevención y de funcionamiento del aparato económico regional.

“Para que tengamos la certeza de que esos locales estén funcionando sin violar las normas de prevención (del Covid-19), y tengamos la garantía de que el público estará seguro. Ningún local se puede convertir en foco de contagios”, sentenció.

Hasta ahora, la fase inicial de la cuarentena contempló el cierre de comercios no esenciales y el funcionamiento controlado de los sectores prioritarios como son alimentación y farmacias, entre otros, que se mantienen en operación con la cercana supervisión y acompañamiento de autoridades de seguridad y de salubridad pública. 

PRENSA-ODDI / CLEBM