LO ÚLTIMO

Emprendedor merideño pronto abrirá planta potabilizadora de agua

Camilo Gómez, creador de esta obra, señaló que ha sido una lucha desde hace varios años, “lo más importante es que seguimos trabajando para que en corto plazo iniciemos la producción, y finalmente podamos ver nuestro sueño hecho realidad”



A pesar de la difícil circunstancia que atraviesa el país, cada vez son menos los sueños que terminan convirtiéndose en proyectos exitosos de emprendimiento. Pero las grandes excepciones suelen inspirar a quienes tienen voluntad de continuar luchando para crear algún día su propio negocio, con la bendición de Dios y con la única intención de ayudar al prójimo.

A grandes historias que sorprenden en tiempos de crisis social y con pandemia, se le suma la de Camilo Gómez —un emprendedor oriundo de la tierra donde se inspiró Don Tulio Febres Cordero, y a muy escasos kilómetros de Santa Elena de Arenales, municipio Obispo Ramos de Lora—, quien decidió junto con su familia construir y equipar una planta potabilizadora de agua con tecnología de punta, próxima a ser inaugurada.

“Ha sido una lucha desde hace algunos años de haber iniciado con el proyecto y nos queda muy poco, y lo más importante es que seguimos luchando para que en corto plazo iniciemos con la producción y ver nuestro sueño realidad”, resaltó Gómez. 

Todo va por buen camino, en cuando al tema legal, de registros y permisología. Le agradece especialmente a quienes le rodean, entre ellos, a ciudadanos que representan las juntas comunales y al sector privado, que también han puesto su granito de arena, y especialmente a su familia y trabajadores, quienes le han servido de apoyo en momentos de adversidad.

En días pasados, en un lugar llamado el pasaje del Limón, rodeados de cientos plantaciones de cítricos, el gobernador de la entidad, Ramón Guevara, se apersonó para apreciar de primera mano esta obra, y junto a su equipo de trabajo le deseó éxitos y le brindó todo el apoyo del Gobierno regional. 

Gilson Rojas