LO ÚLTIMO

Dos años demostrando que es posible gobernar en crisis

Acompañado de la gobernadora del Táchira, los diputados por Mérida de la Asamblea Nacional, los directores del gabinete ejecutivo del Gobierno regional, los alcaldes de Libertador y Tovar, los miembros de los partidos políticos y el pueblo de Mérida, Ramón Guevara habló de lo alcanzado en sus dos años de gestión





¡Gracias!”, fue lo expresado por el gobernador Ramón Guevara en el emotivo acto en el que mostró a los merideños sus logros durante dos años de servicio, avanzando y gerenciando una realidad política, social y económica poco favorable, pero que “le ha permitido ser creativo para lograr beneficios para los merideños”.

El acto, que se realizó en la sala Gózalo Picón del Centro Cultural Tulio Febres Cordero de Mérida, sucedió a la celebración eucarística que colmó la catedral merideña, en donde el primer mandatario regional dio gracias a Dios por la bondad que le ha demostrado al permitirle servir al estado Mérida.


La gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, visitó como invitada especial a quien calificó de amigo, devolviendo la gentileza que Guevara tuvo al acompañarla en el acto de su rendición de cuentas el domingo pasado.

El escenario fue ocupado por los directores del gabinete ejecutivo del Gobierno regional en pleno, los miembros de los partidos que comparten la coalición de gobierno democrático al lado de Guevara, los diputados electos democráticamente para la Asamblea Nacional por Mérida, los alcaldes de Libertador y de Tovar y la gobernadora de Táchira, como invitada especial.


“El pueblo gerenció conmigo”

Al hacer un recuento del trabajo incansable de estos dos años, el primer mandatario reconoció que el pueblo de Mérida ha gobernado con él, “esto ha sido una bendición, me ha dado una tranquilidad y me ha transmitido una responsabilidad que, aunque pesada, se hace liviana con el acompañamiento y el amor que demuestra la gente en cada gira”.

Agradeció la certeza de saber que “el pueblo está consciente de las limitaciones con las que se ha gerenciado en medio de una crisis nacional”, que invita a que “por encima de todo debemos seguir avanzando”.

Despejando un camino de piedras

“Mis pies están llenos de llagas, mis manos callosas por haber retirado las piedras de un camino que decidí recorrer al lado de los merideños, para su beneficio y con su ayuda”, expresó Ramón Guevara al referirse bucólicamente al trabajo realizado, el cual le satisface, pero no es suficiente para las aspiraciones que tiene, porque reconoció que quiere cosas mejores para una Mérida que se las merece.


La salud como bandera

La presentación de sus logros fue lejana a los formalismos, apoyándose en láminas y fotografías, destacó que el trabajo en materia de salud fue el que mayormente ocupó su gestión; enumeró ambulatorios recuperados, vehículos puestos en servicio para las comunidades, el apoyo al Iahula, la inauguración de la Unidad de Anatomía Patológica, la reapertura de quirófanos, el esfuerzo por mantener el personal médico al servicio de los merideños, entre otros esfuerzos.

Durante su exposición, sin dejar olvidado nada de lo que hizo y que personalmente inspeccionó día a día en cualquier parte del estado, su memoria fue más allá de las diapositivas, hablando con la propiedad del que conoce cada palmo de la región, de sus huecos en las carreteras, de las sonrisas de sus gentes, de las necesidades de cada uno.

El futuro

Aseguró que está consciente de que el trabajo realizado en estos dos años se consolidará en el venidero y, aunque la situación económica, política y social no se avizora muy distinta, propuso tener fe para seguir avanzando.

Exigió mejor trato para los merideños; puntualizó que el estado merece tener una Policía para incrementar la seguridad con políticas regionales coherentes; llamó a la reflexión para que los bomberos sean también materia operacional de la gobernación.

Los merideños requieren ser tratados con respeto, por eso exigió que las autoridades nacionales aclaren y den respuesta definitiva a la problemática de la distribución de combustible, del racionamiento eléctrico y de la venta de gas licuado de petróleo, “es el momento”, aseveró.

Unidad

Al finalizar, hizo un llamado a la unidad, clamó para que la reflexión política se imponga; “no debemos ceder los espacios democráticos ganados, cuando un pueblo unido con fe y esperanza rompe las barreras que le imponen, logra cosas grandes”, sentenció.

Ratificó su compromiso democrático y electoral, y recordó que este es el camino para construir “una Mérida y una Venezuela como la que soñamos”; despidió su discurso comprometido con el trabajo al servicio del pueblo merideño. 

Euro Lobo