LO ÚLTIMO

Ramón Guevara entregó sillas de rueda en municipios Sucre y Obispo Ramos de Lora

El compromiso social del Mandatario merideño se visualiza con acciones concretas dirigidas a dignificar la vida de las personas más necesitadas, sin ningún tipo de distinciones políticas






Guayabones, octubre 05 (Prensa OCI).- Una vez más queda demostrada la sensibilidad social del gobernador del estado Mérida, Ramón Guevara, quien atento a las necesidades de las personas más vulnerables, continúa tomando iniciativas encaminadas a dignificar la vida de los merideños, tal como sucedió este sábado en los municipios Sucre y Obispo Ramos de Lora, donde entregó cinco sillas de rueda a personas que necesitaban este tipo de instrumento para movilizarse.

La labor social comenzó a primeras horas de la mañana en la población de Lagunillas, donde se entregaron dos donaciones de este tipo para el niño Angel Briceño y para la señora Saida Meza de Puentes, de la población de San Juan. Luego se escucharon las necesidades de los habitantes de este municipio, para generar confianza y avanzar en la búsqueda de soluciones a  los principales problemas.

La jornada continuó en el municipio Obispo Ramos de Lora, específicamente en la población de Guayabones, donde se entregaron tres sillas de rueda y se realizó una asamblea ciudadana para diagnosticar problemas y evaluar los avances alcanzados hasta el momento en áreas como infraestructura, educación y salud.

“El próximo miércoles 9 de octubre realizaremos una nueva visita a la población de Guayabones para dotar de medicamentos el ambulatorio y entregar una serie de ayudas económicas a través de la Dirección de Desarrollo Social, además también daremos todas las orientaciones necesarias sobre el concurso para la titularidad de los docentes”, dijo Guevara.

La gira del gobernador culminó con un recorrido por la comunidad de Honduras, parroquia Eloy Paredes del municipio Obispo Ramos de Lora, donde el gobernador diagnosticó las condiciones de la vialidad agrícola y planteó la posibilidad de construir una escuela para los niños que habitan en esta zona dedicada a la producción de cacao, café y cambures, entre otros rubros.  

Alonso Moreno / Gráficas Antonio Porras