LO ÚLTIMO

Asamblea Nacional aprobó un acuerdo de rechazo al censo inmobiliario

La Asamblea Nacional (AN), en la sesión de este martes 01 de octubre, acordó rechazar por mayoría el “censo inmobiliario” que propuso el Gobierno nacional para llevar un registro y conteo de hogares, comercios y locales habitables o en servicio.





En su derecho de palabra, el diputado opositor Avilio Troconiz acusó al Ejecutivo de intentar “chantajear” a la sociedad venezolana para mantenerse en el poder.

Pidió a la AN crear una comisión que investigue a funcionarios del gobierno que “violen” el derecho a la vivienda y que tomen acciones al respecto.

“Intentan mantener el chantaje contra los venezolanos como lo han hecho con el Clap, con las pensiones y con los bonos”, dijo.

A su vez, el diputado Arnoldo Benítez, aseguró que el gobierno pretende apoderarse de las viviendas de los venezolanos que no apoyan al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“El censo debe hacerlo el Instituto Nacional de Estadísticas e Informática, no deben hacerlo ni las milicias, ni Somos Venezuela. Este es un censo político, gobiernero, hecho por personas no calificadas. Queremos que se cree una comisión para que establezcan sanciones a quienes faciliten e inicien cualquier procedimiento de quitarle la casa a los venezolanos”, opinó Benítez.

El diputado por la fracción oficialista, Elio Serrano, negó que el ceso tenga fines políticos y apuntó que tiene  la finalidad de visualizar la cantidad de inmuebles habitacionales existente en el país.

“Creemos que el censo habitacionalidad no es sino para beneficiar a nuestro pueblo, camaradas no le metan miedo al pueblo venezolano, no hay ningún argumento válido que permita visualizar que nosotros vamos a generar algún control político”, dijo Serrano.

Renuncia de Guaidó

Más temprano, el diputado de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Francisco Torrealba, reincorporado ahora a la Asamblea Nacional, le exigió a Juan Guaidó abandonar el cargo tras presunta vinculación con la banda paramilitar Los Rastrojos.

“Un diputado que tiene amistades con grupos que descuartizan personas, deberían separarse de su cargo. Quisiéramos alzar la voz para la exigir la separación del cargo del diputado Guaidó”, aseveró.

Además, Torrealba denunció que diversos parlamentarios de la bancada opositora cobran hasta 1.500 dólares por sesión en el Parlamento.

Indicó que este dinero proviene de las donaciones de distintos países a la administración de Guaidó, que suman un total de 1.200 millones de dólares.

“Aquí hay 1.200 millones de dólares que recibió el diputado Guaidó. ¿Por qué le da una parte a los diputados y se coge el la mayoría del dinero?”, afirmó Torrealba.