LO ÚLTIMO

Un niño de 5 años termina con parálisis cerebral tras morder una pila

Iker Fuentes, un niño mexicano de 5 años, ha sido diagnosticado de parálisis cerebral espástica cuadriplégica como consecuencia de los metales tóxicos que contenía una pila que mordió, y que fueron absorbidos por su organismo




Según recoge la prensa local, el suceso ocurrió en la ciudad de Torreón, en el estado mexicano de Coahuila. El menor fue hospitalizado tras haber mordido la batería, y aunque en un primer momento no se observó cambio alguno, «su condición empeoró y con el paso de los días fue perdiendo su capacidad para caminar y moverse libremente», recoge El diario de Chihuahua.

Por este motivo, el pequeño fue sometido a una cirugía de alto riesgo, que sin embargo le provocó hidrocefalia.

Iker, que ahora se desplaza en silla de ruedas, trata de recuperar su vida anterior a base de terapias visuales, físicas y de lenguaje. No obstante, sus padres han manifestado no disponer de los recursos económicos suficientes para afrontar esta situación y han pedido a través de las redes sociales aportaciones para poder llevar a cabo dichos tratamientos para Iker.

La Nación