LO ÚLTIMO

Solicitan juicio político contra Bolsonaro por confesiones sobre asesinato de preso político

Rosalina Santa Cruz, hermana del desaparecido preso político Fernando Santa Cruz, pidió un juicio político contra el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien admitió conocer detalles de este caso ocurrido durante la dictadura militar.





"Bolsonaro es un individuo que ensalza la tortura, un crimen contra la humanidad. Es un individuo de odio, de maldad", declaró Rosalina en una entrevista concedida al sitio web Tutameia, reseña Prensa Latina.

El Mandatario de Brasil podría ser obligado a declarar acerca de la desaparición del preso político Fernando Santa Cruz, después de que la Fiscalía de ese país evalúe sus declaraciones públicas sobre el caso.

El Presidente de extrema derecha desató la polémica cuando el lunes declaró a periodistas que relataría a Felipe Santa Cruz, presidente de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), cómo murió su padre durante la dictadura militar (1964-1985).

Felipe es hijo de Fernando, asesinado por las Fuerzas Armadas en 1974, como lo indica un documento secreto de Aeronáutica y otros informes militares, refiere la agencia noticiosa.

Rosalina Santa Cruz recordó que su hermano "fue llevado a un campo de exterminio y el pueblo brasileño volverá a sus sentidos al ver que ha sido víctima de la manipulación política. Esta situación es insostenible".

Insistió en que la acusación contra Bolsonaro debe hacerse, "este caballero no puede ser el Presidente de Brasil. Es el odio, la figura absurda, lo que solo nos da vergüenza", remarcó.

La Procuraduría Federal de los Derechos del Ciudadano, dependencia del Ministerio Público, calificó las declaraciones del Mandatario de extremadamente graves , "no solo por la fricción con el decoro ético y moral que se espera de todos los ciudadanos y las autoridades públicas, sino también por sus implicaciones legales", detalló.

La Comisión Nacional de la Verdad, a cargo de la investigación de los casos de las personas asesinadas y desaparecidas durante la dictadura militar, determinó que al ser detenido Fernando Santa Cruz de Oliveira contaba con empleo y dirección fija, por lo que no estaba ni clandestino, ni prófugo.

Aunque Bolsonaro asegura que el entonces estudiante de Derecho y funcionario público de 26 años integraba el grupo más sanguinario y violento, en el estado de Pernambuco, la comisión no registra su participación en acciones armadas, refiere Telesur.

AVN