LO ÚLTIMO

Gobierno regional recuperó alumbrado en los túneles

Luego de continuos hurtos de los cables que dan iluminación a los peajes de la autopista Rafael Caldera en El Vigía, los túneles se encontraban a oscuras







Cumpliendo con la palabra empeñada, el gobernador Ramón Guevara, en trabajo conjunto entre el Ejecutivo y el Servicio Autónomo de Peajes y Vialidad del Estado Mérida (Sapvem), logró adquirir los materiales necesarios para recuperar la iluminación de los túneles Santa Teresa y Caña Brava de la Local 008, de la autopista Rafael Caldera.

La información fue suministrada por Rómulo Canelón, presidente de Sapvem, quien aseguró que gracias al esfuerzo empeñado se logró restituir el alumbrado en los túneles, dado que el cableado había sido hurtado por cuarta vez en lo que lleva de gestión, debido a la falta de vigilancia y seguridad en el sector.

Canelón preciso que más de 60 millones de bolívares se invirtieron en la compra de los cables para ofrecer el servicio de iluminación, puntualizando que —a pesar de la crisis y de la situación económica que atraviesa el país— el gobernador responde ante las situaciones “para brindar un mejor servicio a los merideños y a todos los ciudadanos que transitan por tan importante arteria vial”, señaló.

Por otra parte, el funcionario manifestó que “es inexplicable que los peajes del estado Mérida sean los únicos que no cuenten con permanente control de seguridad para evitar los hurtos, sobre todo, por los hechos delictivos que se ejecutan hoy en día en el país”, además de señalar que es competencia del organismo nacional la seguridad del área.

Para finalizar, el presidente de Sapvem hizo un llamado a los entes competentes encargados del servicio de seguridad, en nombre de los merideños, para que se aboquen a brindar atención y seguridad y evitar así los hurtos de cables y bombillos, como  también  para que presten seguridad a los conductores que utilizan esta importante vía de acceso a la zona Sur del Lago, el centro y el suroeste del país. 

OCI / Foto: Euro Lobo