LO ÚLTIMO

Gobierno nacional debe activar plan de emergencia para el sector agropecuario

La falta de insumos, electricidad y combustible colapsan el sector agroproductivo merideño, por lo que se requiere con urgencia medidas que eviten una paralización total del sector








A la falta de semillas, fertilizantes, agroquímicos, medicinas, vacunas y suplementos alimenticios se suman las fallas en el suministro eléctrico y el mal estado de las carreteras en general, problemática que ha incidido de forma negativa en el sector agropecuario, que debe superar una serie de obstáculos para mantener la producción y trasladar los alimentos hasta los centros de distribución debido a la falta de combustible para, así lo expresó el presidente de Imderural, Rafael Araque Roa.

 El presidente de Imderural recalcó que para nadie es un secreto el rosario de problemas que en los últimos años han vivido los agroproductores, quienes ahora no solo deben preocuparse por la imposibilidad —tanto por escasez como por la elevada hiperinflación— de adquirir repuestos, cauchos y lubricantes para la maquinaria agrícola, sino también por las fallas en el suministro de gasoil y gasolina para los vehículos de carga.

Para Araque, el desabastecimiento de gasoil y gasolina repercute en el precio de los productos del campo, incluidas las pérdidas por las limitaciones para su traslado; igualmente, incide en la movilidad laboral, ya que les imposibilita a los empleados trasladarse a las fincas por la falta de transporte y la utilización de equipos que trabajan con combustible.

Muy preocupado por la situación, el presidente de Imderural hace un llamado a las autoridades responsables de la distribución de combustible en el estado, encabezadas por el comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral 22 (ZODI) Mérida, G/D César Wilfredo Méndez López, para que analicen la situación y se le dé una solución al problema, que —de continuar— agravaría el desabastecimiento de rubros imprescindibles en la dieta diaria del venezolano.

OCI