LO ÚLTIMO

Nuevo sistema de previsión funeraria asumirán trabajadores universitarios afiliados a Capstula

En la Asamblea efectuada en la Facultad de Medicina de la ULA, el tema de la previsión funeraria fue discutido por los afiliados a la Capstula.






La creación de un fondo auto administrado para previsión funeraria de los trabajadores universitarios y la aprobación de la programación presupuestaria para el ejercicio fiscal 2019 fueron parte de los puntos importantes tratados en la asamblea extraordinaria de la Caja de Ahorros y Previsión Social de los Trabajadores de la Universidad de Los Andes (Capstula), realizada este martes 30 de octubre de 2018 en el auditorio de la Facultad de Medicina.

Sobre la nueva propuesta aprobada por los asistentes a la asamblea, en cuanto a los servicios funerarios para los trabajadores universitarios y su entorno familiar, la misma será a través de fondos aportados por los socios de la caja desde el mes de enero del 2019. Al respecto, Oscar Altuve, presidente de la Capstula, señaló que con tales recursos se podrá dar cobertura a estos servicios funerarios, uno de los problemas que se ha venido confrontando en los últimos años y de manera crítica en el 2018, tanto por los afiliados como sus familiares.

“Esto abarca, por supuesto, lo que son convenios con funerarias y sus servicios prestados directamente, en el cual el asociado, basándonos en un monto y una cobertura básica de un servicio, puede tener acceso al mismo en un momento especial de dolor. El fondo será financiado con un 6 por ciento del promedio del tabulador salarial del trabajador universitario. Esto nos lleva, en este momento con el tabulador vigente, a 130 bolívares mensuales por asociado, con una cuota extraordinaria con bono vacacional o de aguinaldo, de acuerdo con el mismo valor del tabulador para ese periodo”, explicó Altuve.

Con respecto a la aprobación del presupuesto y el plan de trabajo del 2019, se supo que este último comenzará desde el próximo 14 de enero de acuerdo con la operatividad de la caja. Destacó que con ello se rompe el esquema tradicional de esperar a la asamblea ordinaria prevista para los meses de marzo de cada año y era en abril cuando se comenzaba con el otorgamiento de préstamos ordinarios. Sin embargo los créditos hipotecarios y notariados sí se comenzarán a otorgar en el mes de marzo.

Dijo Altuve que el cumplimiento de ese cronograma se logrará si en estos últimos meses del año se obtiene la autorización de la Superintendencia Nacional de Cajas de Ahorros para el registro de las firmas. 

Otro de los puntos aprobados fue la autorización de la asamblea para la transferencia de recursos de la alianza estratégica entre la Caja de Ahorros de la Policía del Estado Mérida (Capolimer) y la Capstula,  relacionados con unos programas o iniciativas de combos alimentarios que no se pudieron concretar a principios de año. Así mismo, se nombraron las comisiones para la revisión y reforma de los estatutos de la Caja de Ahorros de los Trabajadores de la ULA. 

Todos estos puntos también fueron discutidos y aprobados en asambleas de la Capstula efectuadas con los afiliados de los núcleos universitarios Pedro Rincón Gutiérrez del Táchira y Rafael Rangel de Trujillo.

(José Ramón Dávila. CNP 10.692 / Prensa ULA)