LO ÚLTIMO

Autoridades ULA recibieron al nuevo Cónsul de Colombia en Mérida


El rector de la Universidad de Los Andes otorgó al señor Carlos Arturo García Bonilla, la Medalla Emeritense la cual distingue a los diplomáticos en su visita institucional


En el Salón Fray Juan Ramos de Lora fue recibido por las autoridades de la Universidad de Los Andes, el señor Carlos Arturo García Bonilla, quien como nuevo cónsul de Colombia en la ciudad de Mérida, dispensó una visita protocolar marcada por los lazos y las relaciones que mantienen y unen a la institución universitaria con la sede consular.

El nuevo cónsul de Colombia en Mérida fue atendido por el rector de la Universidad de Los Andes, Mario Bonucci Rossini, acompañado por el secretario, profesor José María Andérez, y la directora de Relaciones Interinstitucionales, profesora Nancy Rivas de Prado, quienes intercambiaron información referida a las actividades que llevan adelante la institución universitaria y el mencionado consulado.

El Rector de la ULA indicó que ya es tradición recibir y dar la bienvenida al Cónsul de Colombia en Mérida, ya que existe la cortesía de estos diplomáticos en realizar una visita oficial a la Universidad de Los Andes la cual se presenta, además, como una oportunidad para intercambiar sobre los avances y el estado actual de los planes y proyectos que llevan adelante las dos instituciones, al tiempo que resaltó la actual diáspora profesoral requiere que el consulado realice algunos trámites en beneficio de nuestros profesores a través de los convenios binacionales.

“En la ULA contamos con estudiantes colombianos, por lo que, con el Consulado de Colombia en Mérida, mantenemos una relación dinámica, como la existente entre la frontera colombo-venezolana, relación que se produce por la vía de la educación. Le deseamos el mejor de los éxitos al nuevo cónsul, pero además, estoy seguro que vamos a seguir materializando nuevos proyectos, sobre todo los que tiene que ver con la internacionalización de nuestra universidad, mediante las dos cohortes en doctorados que se llevan adelante en Colombia por la vía de convenios interinstitucionales, que se seguirán fortaleciendo”.


Por su parte el señor Carlos Arturo García Bonilla dijo que en el cargo que ocupa desde hace una semana espera ofrecer un servicio a sus connacionales, así como a los venezolanos. “Soy diplomático de carrera, así que cuando me informaron que me enviarían como cónsul para la ciudad de Mérida, lo primero que hice fue buscar información, no conocía ni tenía referencia de esta ciudad, pero cuando busqué acerca del estado Mérida, lo primero que encontré en la red fue la referencia de la Universidad de Los Andes, y al comenzar a leer comprendí su importancia y prestigio a nivel internacional, por lo que me interesé en conocerle más ya que también me considero un académico. En esta mi primera visita protocolar ha quedado claro sobre nuestro interés de hacer parte y trabajar en conjunto con la Universidad de Los Andes y sus autoridades”. 

Con respecto a su primera impresión de la institución durante esta visita dijo: “Bellísima, en primer lugar la arquitectura me parece fascinante, está muy bien conservada, con estilo sobrio y muy sugerente respecto a la seriedad y solidez de la Universidad de Los Andes. Las autoridades me han recibido de una forma muy amable y me han hecho entrega de un medalla que tiene una larga historia y, como le dije al rector, no me he merecido esta medalla porque acabo de llegar, pero espero estar a la altura y merecerla con el trabajo que vamos a realizar conjuntamente”.

El ahora cónsul de Colombia en Mérida viene de ocupar el mismo cargo en Esmeraldas, Ecuador. Comentó que el día de la toma de posesión en la ciudad de Mérida se reunió con su equipo de trabajo para dar a conocer su propósito frente al Consulado, desde donde espera servir a la gente. “Soy diplomático de carrera, no tengo afiliación política, por lo tanto, no lo hago como una promesa electoral, ni nada por el estilo. En Esmeraldas, nuestro propósito fue ayudar a la gente y aquí nuestro enfoque es el trabajo con la gente, es nuestro trabajo, y para eso estamos, es nuestra vocación. Soy un servidor público y estoy en la mejor disposición de ayudar a la gente más que cumplir la ley, la norma. Invitamos a toda la comunidad a exponer sus necesidades ante el Consulado donde con gusto, e indistintamente de sus condiciones culturales, sociales y  políticas, estaremos para serviles a todos”. 

(Yasmira Carrasquero. CNP 12405. Prensa ULA)