LO ÚLTIMO

Alexander Morales: El IAHULA está en cuidados intensivos


La mala administración de los últimos años ha ocasionado que el Hospital Universitario de Los Andes se encuentre actualmente en un caos total.


Así lo afirmó el legislador por el partido Copei, Alexander Morales, quien recordó que “en el año 1972 fue inaugurado en Mérida con bombos y platillos el Hospital Universitario de Los Andes, considerado como el más moderno del Occidente del país, el cual serviría en la última fase de preparación a los estudiantes de la Facultad de Medicina de la ULA, siendo durante muchos años ejemplo de la medicina en Latinoamérica y orgullo de los Andes venezolanos pero, la mala administración de los últimos años, ha ocasionado que esté en cuidados intensivos”.

Explicó el legislador Morales, miembro de la Comisión Permanente de Infraestructura del CLEB-Mérida, que tras efectuar una minuciosa inspección en dicho centro asistencial, se concluyó que la mencionada institución presenta los siguientes problemas: 1)  El agua llega solamente hasta el quinto piso, dejando sin el vital líquido a los pisos restantes; 2) Presenta filtraciones en el techo, las cuales ocasionan daños a la infraestructura y –además- contaminan el agua potable; 3) La planta de electricidad es manual, ya que es la misma desde su inauguración; 4) Las instalaciones eléctricas están en estado de precariedad, existiendo cables expuestos y más de la mitad de las bombillas se encuentran dañadas; 5) Los ascensores solo funcionan en un 40 por ciento, creando un caos en horas picos; 6) Las calderas de la cocina están totalmente dañadas y contaminadas por falta de fumigaciones; 7) Las cavas de la morgue están inoperantes, siendo un factor de contaminación; 8) No se han concluido los anexos para especialidades médicas como las de cardiología y nutrición.


A lo anteriormente expuesto, el legislador Morales dijo que también se suman factores como la inseguridad ante la ausencia de funcionarios policiales, así como la falta de medicamentos y, más grave aún, pacientes que pasan hasta tres meses esperando para una operación que debería realizarse en días.

“Gracias a la mala administración de las anteriores gestiones y la indolencia del Gobierno Nacional, nuestro gran orgullo en otrora se ha convertido en una red de mafias de la salud. El IAHULA debe declararse en emergencia y las actuales autoridades tienen el deber de abocarse a su recuperación”, afirmó.

Antes de concluir, Morales considera como un factor de relevancia la depuración que -a su juicio- debe efectuarse de la nómina, ya que aparentemente existen más de mil funcionarios fantasmas. 

(Prensa AM)