LO ÚLTIMO

CU: ¿Hay ensañamiento contra Mérida por el caos de los servicios públicos?


Estos eventos que son manifestación cíclica del día a día para los merideños han colmado la paciencia y generado protestas en distintos puntos de la ciudad y localidades del estado.

La destrucción de la infraestructura eléctrica, el deplorable estado de la red de estaciones de bombeo y acueducto, la devastación del parque automotor del servicio del transporte, la ineficiencia en la distribución del servicio del gas doméstico,  La recolección inadecuada de los desechos sólidos, y las constantes fallas de internet y servicio de telefonía, son parte de las dolencias que los ciudadanos merideños deben padecer.

Estos eventos que son manifestación cíclica del día a día para los merideños han colmado la paciencia y generado protestas en distintos puntos de la ciudad y localidades del estado.

El Consejo Universitario  de la Universidad de Los Andes, con la responsabilidad del caso, asumió su rol este de este lunes 12 de marzo de 2018 y centró su discusión en estos aspectos que están afectando  la cotidianidad de todos los ciudadanos, el empresariado, comercio y sector turístico.  La introducción de este panorama la hizo el rector Mario Bonucci con ejemplos de rutinas de hogares, sin agua, sin electricidad, sin gas, sin servicio de datos de internet y telefonía, además de la escasez del servicio de transporte público.

¿Por qué ese ensañamiento contra los andes, contra Trujillo, Mérida y Táchira?

Los consejeros intervinientes abundaron con otros ejemplos que colman la desesperación de los ciudadanos. El enfoque sobre pronunciamientos conjuntos entre universidad y ciudadanía, comunicados entre los estados afectados donde se exijan a los organismos competente en dar respuestas o explicaciones para conocer la realidad existente.

Otros consideran que la protesta  contra el proyecto de destrucción del país en todos sus órdenes, siempre ha estado en las calles, incluso con los resultados funestos.  A modo de ejemplo se denunció la descomposición de más de 400 kilos de carne en el comedor universitario a razón de los apagones. Igual destino se teme con los alimentos del comedor del Núcleo de Trujillo.

La fijación de postura sobre estas circunstancias que han retrotraído la calidad de vida a cien años atrás, implicó el impulso de unas jornadas de reflexión con las fuerzas vivas de la entidad para tratar el tema del colapso del modelo político que ha generado el trastorno y postración de la sociedad venezolana que, en la práctica configuran un Estado Fallido.

El remitido de denuncia pública votado por unanimidad no es más que la voz de la universidad en este momento histórico. Los argumentos, enfoques y peticiones ante el país quedan plasmados en un documento que una vez se regularice la funcionalidad de las instituciones, estas sabrán tomar las acciones sobre los responsables.

Igualmente se promoverá  y convocará una gran concentración de protesta en el marco de las actividades de aniversario de la Universidad de Los Andes.

Prensa ULA / Danilo Figueroa