LO ÚLTIMO

Miembros de Macumo evaluaron funcionalidad del relleno sanitario de Onia Culegría

*** Durante el encuentro explicó el alcalde del municipio Alberto Adriani que la jurisdicción está asumiendo prácticamente la mayor parte del funcionamiento del relleno sanitario y que hará un último intento “para que la mancomunidad funcione”




Este 27 de diciembre miembros de la Mancomunidad para el manejo Integral de los Desechos Sólidos de las Cuencas del Mocotíes, Guaruríes y Chama (Macumo) sostuvieron una reunión en El Vigía, a fin de evaluar la funcionabilidad del relleno sanitario ubicado en Onia Culegría.

El encuentro se realizó en las instalaciones de la Casa del niño Trabajador y contó con la participación de Marielys Sacipa, secretaria para el Desarrollo de la Calidad de los Servicios Públicos de la gobernación de Mérida; el alcalde de Alberto Adriani, Lisandro Segura, como municipio sede de Macumo; asimismo, los alcaldes Carla Pérez del municipio Rivas Dávila; Víctor Bustamante de Zea y representantes de los municipios Antonio Pinto Salinas, Guaraque y Tovar.

Reestructuración de la mancomunidad

La titular de la secretaría de los Servicios Públicos del Ejecutivo regional presentó un balance de los desechos sólidos recibidos por Macumo en el año 2022, el cual asciende a las 19 mil toneladas de basura y resaltó la mejoría en la recolección por parte de los municipios miembros de la mancomunidad.

Enfatizó en el propósito de la gobernación de seguir y mantener abiertos los vertederos del estado, sin embargo, dijo que “por solicitud de los alcaldes se va hacer una renovación de la mancomunidad la primera semana del mes de enero”.

Refirió que cada alcalde tiene su propuesta con respecto a la cancelación de las horas máquina y funcionamiento del vertedero, las mismas fueron recibidas por la Secretaría para su respectiva revisión, evaluación y presentación al gobernador.

Nueva oportunidad a Macumo

Por su parte, el alcalde Lisandro Segura celebró la reunión con los miembros de la mancomunidad y destacó la necesidad de brindar una nueva oportunidad a Macumo, toda vez que expusiera las razones por las cuales no está funcionando como debe ser.

Agregó que en varias oportunidades el municipio ha insistido en que se debe revisar la funcionalidad de la mancomunidad, pues “la misma no ha venido cumpliendo sus objetivos, y ciertamente es responsabilidad de las alcaldías que forman parte, de generar las estrategias desde el punto de vista gerencial y administrativo para que funcione el relleno sanitario”

Desproporción económica en Macumo

El burgomaestre reiteró la necesidad de revisar la distribución de la responsabilidad en cuanto al gasto que se generan en las alcaldías para el mantenimiento de Macumo, “hay una desproporción económica, pues al municipio Alberto Adriani le ha correspondido la mayor carga, casi el 80 % de los gastos que genera el mantenimiento y operatividad del relleno sanitario, la estamos asumiendo nosotros”, precisó.

Relató que en el plan de contingencia que se elaboró al principio de año y que aún se mantiene, se acordó con la gobernación que ellos asumirían el 50% para el pago del alquiler de horas máquina y el otro 50% las alcaldías miembros, y en ese tiempo cada alcaldía debió comprar o reparar las maquinarias que estaban en el relleno sanitario, pero lamentablemente eso no se hizo.

“Además, se evidencia en las cuentas presentadas que el 90% del pago de las horas máquina le corresponde a Alberto Adriani y el 10% restante se la distribuyen entre las 5 alcaldías, por lo que no hay un equilibrio”, expresó.

Asimismo, dijo que para calcular el compromiso económico de cada ayuntamiento  exclusivamente es por el número de toneladas de basura, siendo Alberto Adriani el que más genera, “la cual no puede ser la única medida de cálculo, pues hay que considerar el impacto ambiental que representa para el municipio tener el relleno sanitario; asimismo, los trabajos y la inversión para el mantenimiento de la vía que conduce del sector Carlos Andrés hasta el vertedero, gastos que han sido exclusivamente con recursos del gobierno municipal de Alberto Adriani”, puntualizó.

Agenda de trabajo

En ese sentido, luego de escuchar y evaluar los aspectos, acordaron una agenda de trabajo para construir el plan de contingencia del próximo año, estableciéndose para el día 9 de enero una reunión con administradores e ingenieros municipales en las instalaciones de Construmérida, y el 11 del mismo mes con los alcaldes a objeto de definir la contribución económica de cada alcaldía y mejor funcionalidad en cuanto a la disposición final de los desechos sólidos.

Finalmente, apuntó Lisandro Segura que de no haber acuerdos y entendimiento el municipio Alberto Adriani no continuaría en la mancomunidad. 

Prensa Alcaldía Alberto Adriani/Claribel Zambrano 

CNP: 11.843/Fotos: María José Molina y Yorman Parra