LO ÚLTIMO

Alcides Monsalve: “Renovamos los votos por una Mérida libre, democrática, de paz y trabajo”

*** El Teniente de Justicia Mayor Antonio Ignacio Rodríguez Picón, junto a merideños de férrea convicción, asumieron el liderazgo liberador y en ausencia del Rey –Fernando VII-, la soberanía volvió al pueblo, se separa de Maracaibo y se erigió en Provincia






Hoy jueves se celebran 211 años de Independencia de la Provincia desde aquel 16 de septiembre de 1810, “la independencia de Mérida, como la de Venezuela, fue en sus inicios obra de civiles que nosotros, autoridades municipales electas por la mayoría del pueblo, recordamos y ratificamos en el marco de las actuales circunstancias e inspirados por los hechos que protagonizaron nuestros antecesores”, señaló el Alcalde Alcides Monsalve.

Los hechos que marcan la historia de esta fecha

Así lo proclamó el Burgomaestre, quien recordó que convocados por el Teniente de Justicia Mayor Antonio Ignacio Rodríguez Picón, los merideños habían analizado y discutido en Cabildo Abierto los acontecimientos del 19 de abril de 1810 en Caracas, tomando decisiones históricas.

Seguidamente añadió, “la esquina que forman la plaza Mayor, la Casa Consistorial y el Paraninfo de la Universidad de Los Andes (Avenida Independencia con calle 23), se reunió el pueblo aquel domingo 16 de septiembre de 1810, en que se leyeron los oficios dirigidos al Ayuntamiento de Mérida por las Juntas Supremas de Santafé, Caracas y Barinas, traídas por el emisario Don Luis María Rivas Dávila, allí se decidió, en forma unánime, adherirse a la causa común declarada por las provincias”. 

Ese domingo recuerda, Mérida se independizó por partida doble: de Maracaibo, ciudad que había asumido la capitalidad provincial en 1676 y del gobierno de Cádiz instalado a raíz de la abdicación de Fernando VII, ”los merideños constituyeron una Junta Superior Gubernativa, Defensora de los Derechos de Fernando VII y su Legítima Dinastía”. 

Agregó también Monsalve Cedillo, que el acta levantada entonces ordena de manera inequívoca el fin de la sujeción a ambos gobiernos: “Cesando por consiguiente todas las autoridades superiores, e inferiores que hasta el día de hoy han gobernado, las que deben centralizarse en la enunciada Junta” como lo refiere Carlos Chalbaud Zerpa, el Cronista de la Sierra Nevada.

Acciones inmediatas

Para Alcides Monsalve, el proceso constitutivo de la Junta Conservadora de los Derechos de Fernando VII en Mérida se inspiró en la de Caracas y a su vez, consecuencia de las juntas regionales españolas que como aquellas, en ausencia del Rey, la soberanía, volvía al pueblo. Se planteó que la Junta, en representación de los ciudadanos, acogió la propuesta de Caracas con genuina vocación autonómica, se separó de Maracaibo y se erigió en Provincia, organizó su administración, nombrando sus propias autoridades, sin plantearse, de manera alguna, la ruptura del vínculo con la monarquía, a la que juró fidelidad y respeto. 

Destacó el Alcalde, que los merideños decidieron su futuro, emitieron su primer decreto –el 21 de septiembre de 1810- el cual creó la Real Universidad de San Buenaventura de Mérida de los Caballeros, luego sería la Universidad de Los Andes; Las nuevas autoridades soberanas convocaron a elecciones para constituir el Colegio Electoral que habría de designar a los diputados que representaron a la Provincia en el Congreso Constituyente de Venezuela, de esta manera se fueron desarrollando los acontecimientos que condujeron a la declaración definitiva de la Independencia el 5 de julio de 1811 en Caracas, con el voto de los diputados de la entidad, y en la ciudad el 16 de septiembre de 1811, en conmemoración de los sucesos del año anterior.

“Mérida y sus ciudadanos dieron todo por la libertad, no hubo argumento para dejar de lado la unidad, el fin común, la sinergia para lograr los objetivos trazados y alcanzar la meta a favor del pueblo, hoy ratificamos el empeño de nuestros liberadores y juramos lealtad al pensamiento emancipador que ha marcado nuestra identidad”, afirmó Monsalve Cedillo.

¡Viva Mérida libre! ¡Viva la Independencia! Exclamó Alcides Monsalve Cedillo quien ratificó su compromiso con la ciudad y sus habitantes.

(Prensa Alcaldía de Mérida)