LO ÚLTIMO

Señalan a Egipto por violación a los derechos humanos

A través de una declaración conjunta, Estados Unidos, España y otros 30 países, señalan a Egipto por la violación de derechos humanos. Dicha declaración fue firmada en el marco de Consejos de Derechos Humanos de la ONU, el pasado viernes 12 de marzo. Desde el año 2014 no se tomaba en consideración frente a la ONU los ataques y el atropellamiento que actualmente ocurren en el país árabe frente a los DDHH.



La declaración fue presentada por Kirsti Kauppi,  representante de la ONU en Finlandia, quien señaló “Una profunda preocupación” y asimismo pide la rendición de cuentas y cese inmediato de la impunidad. El pasado 12 de Julio del año 2020, el actual presidente electo de Estados Unidos Joe Biden señalaba su indignación frente a la persecución política y aseguraba que la casa blanca revocaría todo apoyo al gobierno de Abdelfatá al Sisi. Así lo afirmó el primer mandatario en un estado de twitter: Mohamed Amashah finalmente está en casa después de 486 días en una prisión egipcia por llevar un cartel de protesta. Arrestar, torturar y exiliar a activistas como Sarah Hegazy y Mohamed Soltan o amenazar a sus familias es inaceptable. No más cheques en blanco para el "dictador favorito de Trump".

Actualmente en Egipto se realiza la práctica conocida como “la rotación” la cual consiste en una detención preventiva ante un activista o investigador de DDHH, generalmente dicha detención preventiva se debe a una razón política. Así fue el caso del abogado defensor de derechos egipcios Islam Salama, cuya orden de liberación fue emitida el 14 de Octubre del 2020, no obstante Salama desapareció bajo custodia policial y reapareció el 30 de Noviembre del 2020, siendo acusado y detenido bajo nuevos cargos judiciales. El fenómeno conocido como rotación es el que describe este proceso donde un ciudadano detenido, es adjudicado con nuevos cargos a menudo distintos del cargo emitido en primera instancia para mantenerlo en prisión preventiva y extender su privación de libertad por tiempo prolongado.

Por otro lado el Ministerio de Asuntos Exteriores egipcios expresó su “total rechazo” ante la declaración expuesta en el consejo de la ONU. Y afirmó presentará en Ginebra una declaración propia para rebatirla, puesto asegura los países que  firmaron la declaración se basan en información inexacta.

Según el comunicado firmado por 30 países, además del fenómeno “la rotación”, también señalan la persecución hacia organizaciones de Derechos Humanos. En enero del 2020, diversos miembros de ONG se dirigieron a los Estados miembro de la ONU pidiendo tomar acciones, puesto en Egipto buscaban erradicar cualquier organización que informara sobre la situación de los derechos humanos en el país árabe, o las irregularidades del gobierno de Al Sisi frente a los ataques hacia las organizaciones sociales y activistas de DDHH.

Por Mía Contreras