LO ÚLTIMO

PROMEDEHUM: Apagones en Mérida aumentaron en un 72 %

***El incremento de horas sin electricidad afecta todas las actividades que se realizan a diario. En enero se registraron -en promedio- 39 horas sin luz, mientras que en febrero el promedio fue de 67 horas sin suministro eléctrico***




.La Organización Civil PROMEDEHUM dio a conocer su último reporte de cortes de luz en varias comunidades del estado Mérida correspondiente al mes de febrero. De acuerdo con el trabajo realizado por la organización con el apoyo de monitores comunitarios, las horas sin suministro eléctrico se incrementaron en un 72 % en relación al mes de enero. 

Tras el levantamiento realizado, se pudo conocer que la comunidad que resultó más oprimida por la crisis eléctrica fue El Rincón, parroquia Mariano Picón Salas, municipio Libertador de Mérida. Este sector permaneció por más de 76 horas sin electricidad producto de 30 cortes del suministro. Mientras que la parroquia Osuna Rodríguez del mismo municipio fue la menos afectada con 51 horas sin luz. 

Las otras comunidades fueron: El municipio Rangel (Mucuchíes) 59 horas sin luz, Santa Juana (parte), parroquia Jacinto Plaza del municipio Libertador sin electricidad durante 70 horas, misma cantidad de horas que la Urbanización Los Sauzales (Parte), los municipios Pueblo Llano y Santo Domingo, -que comparten el mismo circuito eléctrico-, pasaron 71 horas sin suministro; mientras que el sector El Campito, de la parroquia Spinetti Dini resultó afectado durante 74 horas. 

En el caso de La Pedregosa Sur, parroquia Lasso de La Vega de Mérida, la Asociación Civil Km Inteligente registró un total de 60 horas sin luz producto de 20 cortes. 

Colapso generalizado por falta de luz 

Las horas sin electricidad afectan todas las actividades laborales, escolares y del hogar; tampoco permite cumplir con la planificación de profesionales que en medio de la pandemia han adoptado la modalidad de teletrabajo. 

“Yo trabajo con una planificación. Cuando no hay electricidad no puedo cumplir con esa planificación y, por lo tanto, no puedo entregar el trabajo que se me solicita. La excusa de que no hay electricidad no es válida en nuestra profesión. Uno debe resolver.

Lo más viable es tener una planta eléctrica, sin embargo, la duración es de 2 o 3 horas y la falta de gasolina no permite que un generador eléctrico sea opción”, señaló una fuente que trabaja como periodista freelance. 

La profesional de la comunicación agregó que las actividades dentro de su hogar también se ven afectadas; “No puedes ni ver televisión, tampoco las clases online, se paralizan todas las labores del hogar e incluso, si necesitas comprar alimentos o medicamentos, no puedes porque al irse la luz, no hay sistema para punto de venta y el dinero en efectivo no existe en Venezuela. Es un colapso de todas las actividades que, en otro contexto, son normales”. 

Desde el año 2020, PROMEDEHUM visibiliza la crisis eléctrica en Mérida a través de los reportes mensuales que hace con el apoyo de monitores comunitarios que viven, en primera persona, las graves consecuencias de la falta de inversión y mantenimiento en el Sistema Eléctrico Nacional.  

PROMEDEHUM