LO ÚLTIMO

Promedehum entregó donativos a centro de salud y de atención en Mérida

***La Emergencia Humanitaria Compleja que atraviesa Venezuela limita el acceso a insumos médicos y de bioseguridad necesarios para prevenir la Covid19***







Emmanuel Rivas/Promedehum

El pasado fin de semana Promedehum, con el apoyo de la Asociación Civil Convite, entregó cerca de una tonelada y media de material de bioseguridad y super alimentos en diferentes centros de salud y atención de la ciudad de Mérida, así lo informó Rigoberto Lobo, director general de Promedehum.

Lobo destacó que los donativos fueron destinados a entidades que atienden a personas mayores y con enfermedades mentales, siendo beneficiadas la Unidad de Larga Estancia y la Unidad de Pacientes Agudos del instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), el Hospital San Juan de Dios en sus áreas de ancianato y hospital psiquiátrico, además de cuatro ancianatos. En los próximos días también será beneficiado el Hospital Sor Juana Inés de la Cruz.

El donativo realizado por la organización incluyó 5.600 mascarillas quirúrgicas (tapabocas), 6.100 pares de guantes de látex, 466 protectores faciales (face shield), 83 galones de alcohol antiséptico, 253 galones de hipoclorito de sodio y más de 50 kilos de súper alimentos (concentrados no comerciales).

“Este donativo es de gran importancia, pues contribuye en la prevención de contagios por Covid19 y extiende una mano a organizaciones y entidades que están sirviendo de apoyo en medio de la crisis generada por la pandemia y la Emergencia Humanitaria Compleja que atraviesa Venezuela”, destacó Rigoberto Lobo.

En Mérida hay al menos 80 mil personas con necesidades humanitarias. Según el Programa Mundial de Alimentos (WFP) en su publicación de enero 2020 el índice de inseguridad alimentaria en Mérida llegaba al 23 %. Esto influye directamente en el debilitamiento de la salud de las personas que los hace mucho más vulnerables frente a la pandemia.

La salud en Mérida en crisis

En el año 2.019 las cifras registradas en Mérida fueron alarmantes. Para finales de año, de 287 ambulatorios 36 estaban cerrados. De los centros de salud operativos el 50 % no contaba con médicos y el 18 % no tenía enfermeras; en cuanto a consultas médicas, en el año 2017 se realizaron 1.213.977, mientras que para 2018 y 2019, se observa una reducción del 42.43 % y 31.12 %, respectivamente.

También en el año 2019 en Mérida había 18.252 personas sin tratamientos en todas las condiciones, de las cuales, 135 personas presentaban problemas de salud mental y 1.820 personas con enfermedades crónicas. Estos datos se refieren solo a personas que han pasado por el sistema sanitario público. Se registraron, además, 385 personas sin tratamiento para diálisis.

En cuanto a las personas que fallecieron por falta de tratamiento o atención médica en Mérida fueron 1.441 personas, entre ellos 107 personas tenían menos de 28 días de nacidos y 3 mujeres en estado de gestación, de 110 personas con diabetes sin tratamientos murieron, también murieron 138 personas que no contaron con su tratamiento para la hipertensión.

Finalmente, Rigoberto Lobo destacó que finalizado el año 2019, en los hospitales públicos del estado Mérida, 10 % de los servicios esenciales y el 67 % de sus laboratorios estaban cerrados o inoperativos; sumado a esto, presentaban una pérdida del 33 % de su personal médico y de enfermería y se presentaba un 86 % de desabastecimiento en insumos médicos y medicamentos.

Pandemia sin agua

Para 2019 Promedehum logró documentar que un poco menos del 10 % de la población del estado Mérida recibía agua no potable y al menos el 35 % de embalses, plantas, tuberías y bombas de agua se encontraban destruidas o deterioradas en las instalaciones regionales de aguas y saneamiento, esta situación se ha agravado en medio de la pandemia

“Estos datos es importante conocerlos para saber la magnitud de la crisis de salud en Mérida y la necesidad de apoyar, pero también de recibir todo el apoyo que permita hacer frente al complejo contexto que está vulnerando el derecho de las personas al acceso a un sistema de salud que les garantice atención de calidad”, finalizó Lobo.

Emmanuel Rivas

Lcdo. en Comunicación Social- Publicista

Sígueme en Tw: @erivas06