LO ÚLTIMO

Iglesia Católica y Comisión Científica de la mano para evitar propagación de la COVID-19

*** El Obispo Auxiliar, Monseñor Luis Enrique Rojas, reafirmó el compromiso de la Iglesia como institución para contribuir con las acciones que permitan preservar la salud de todo el pueblo






Prensa CC/Wendy Molero

Ser educadores desde la fe en la conciencia del pueblo es un papel fundamental de la Iglesia Católica y bajo esa premisa, la Arquidiócesis de Mérida se ha unido al trabajo que viene desarrollando la Comisión Asesora Científica para la Atención de la Pandemia de COVID-19 en cuanto a la prevención para evitar el contagio del virus SARS-Cov2.

En un reciente encuentro entre el Obispo Auxiliar de Mérida, Monseñor Luis Enrique Rojas y tres de los integrantes de la comisión, la Iglesia selló el compromiso de manera formal para seguir, como hasta ahora lo ha hecho, despertando la conciencia ciudadana para aminorar la propagación de esta enfermedad con el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

El uso correcto de la mascarilla, el lavado constante de manos y el distanciamiento físico -2 metros mínimo-  son hasta ahora las más efectivas acciones para evitar el contagio. A ello se le suma el tomar sol una media hora al día, entre las 10 y 12 de la mañana, así como también incluir en su alimentación – en la medida de sus posibilidades- frutas y verduras.

Así lo recalcó durante la reunión el coordinador de la comisión, médico internista e intensivista Loranso Asskoul,  en la que además junto al experto en Salud Pública, Rómulo Bastidas, y la epidemióloga Anyela Duarte, asesoraron a las máximas autoridades de la Iglesia sobre el protocolo que deben cumplir una vez les sea autorizado -en el marco de la flexibilización que viene dando el Gobierno nacional- realizar misas presenciales.

Este encuentro con la Iglesia Católica forma parte de la agenda programada por parte de la comisión científica con las fuerzas vivas del estado para que se sumen a la campaña, no solo en promocionar las medidas de bioseguridad sino también para hacerlas cumplir en cada uno de los espacios donde tengan competencia.

Destacó Monseñor Luis Rojas su compromiso a trabajar de la mano con la comisión científica, pues este virus vino para quedarse y es necesario seguir reafirmando en el pueblo las medidas de protección para evitar que la pandemia crezca de manera incontrolable, sobre todo si consideramos que los pacientes asintomáticos ocupan más del 50 por ciento de las personas que han contraído la enfermedad.

Otro de los aportes que hará la Iglesia de la mano con la comisión científica será brindar capacitación en medidas de bioseguridad y ayuda psicológica entre otras, con personal especializado durante las misas, para el bienestar de los feligreses. A esta acción se sumarán los presbíteros de los diferentes templos, para ser multiplicadores de la información, porque la Iglesia está enfocada en la vida y la salud de la gente.