LO ÚLTIMO

Venezuela cuenta con la capitana de vuelo más joven de Latinoamérica

La piloto venezolana Lorlly Andrea Palacios, se convirtió a los 27 años en la capitana de vuelo más joven de Latinoamérica, al ser certificada en Finlandia por uno de los simuladores más avanzados del mundo para pilotar el Embraer E190






"Soy la capitana más joven de Venezuela y la región. Estoy feliz de haber cumplido esta meta y de volar un equipo de primera generación, ya que Conviasa es la única aerolínea del país que tiene el Embraer E190", indicó con orgullo Palacios, en entrevista para la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Desde la cabina del avión, a la que ella calificó como "la mejor oficina del mundo" y ocupando el asiento del lado izquierdo, puesto destinado para el capitán, Palacios indicó que, el recorrido que hizo para llegar a ejercer el mando de una aeronave, "fue bueno y de gran aprendizaje".

"Estuve 14 días en seis sesiones de simulador, donde practiqué todas las posibles emergencias que nos pueden ocurrir en un vuelo real. Fui evaluada por un inspector del INAC (Instituto Nacional de Aeronáutica Civil Venezuela) y uno de Conviasa", explicó.

Formación como piloto

Palacios realizó estudios, tras obtener una beca, en el Centro de Instrucción de Aeronáutica Civil May. Miguel Rodríguez, en 2019, obteniendo su licencia de piloto de vuelo comercial en el 2012, recibiendo en septiembre de ese año la oportunidad brindada por Conviasa.

Para el 2013, tras realizar las pruebas en el simulador de Embraer, quedó certificada como primer oficial, dando inicio a sus horas de vuelo. 

De acuerdo con la ley de aeronáutica civil venezolana, para optar por el puesto de capitán, el piloto debe tener 1.500 horas de vuelo y ser mayor de 21 años.

"Tengo un aproximado de 3.400 horas de vuelo, en la que me tocaron compañeros fabulosos tanto de escuela como de Conviasa, quienes me apoyaron, creyeron en mí, no dudaron. Creo que eso, además del apoyo de mi familia, fue lo que me impulsó a seguir", acotó Palacios.

Asimismo, manifestó su profundo agradecimiento a la aerolínea estatal por la oportunidad que le dieron de formarse como piloto en sus instalaciones, y en un área, donde sólo un 10% de las mujeres ocupan este tipo de puestos. 

"Conviasa me dio un apoyo desde que salí de la escuela, me abrieron las puertas y ahora me sigue apoyando en dar este gran paso para la mujer venezolana", señaló.

Precisó que entre sus próximas metas está el convertirse en la primera instructora venezolana de Embraer E190. "Quiero impartir conocimientos a otros pilotos".

Motivación para ser piloto

La capitana de vuelo Palacios, es la mayor de cuatro hermanos y creció en una familia que está unida a la aeronáutica, pues sus padres, hermana y tías trabajan en esta área.

"Mis padres entraron en la escuela de aviación, mi padre fue piloto de combate y al retirarse pasó a vuelos comerciales, mi mamá estudió telecomunicaciones, mi hermana es tripulante de cabina al igual que unas tías, mientras que otras de ellas son instructoras del INAC. Ellos fueron quienes me motivaron a estudiar para ser piloto", enfatizó.

Satisfacción al Volar

Durante la entrevista, Palacios expresó que para ella volar es amor, satisfacción y adrenalina, "un piloto no puede dejar de volar porque durante el vuelo te concentras en el trabajo, eres tú y el avión nada más, te compenetras con él".

Por ello, le envió un mensaje a la juventud venezolana, sobre todo a las mujeres, a no dudar de sus capacidades para lograr sus metas.

"No importa el entorno que estés, ni el género que seas, pues la mujer también puede hacer lo que sea, si cree en sí misma. Mientras tu tengas un sueño, te lo plantees y lo creas como un objetivo y lo puedes lograr, eso lo vas a conseguir", dijo Palacios.

Foto: Referencial
Yvke Mundial / AVN