LO ÚLTIMO

El Cida promete ser un gran centro de investigación en Mérida

*** El país saldrá del problema económico en la medida en que los venezolanos se comprometan con la producción en todas las áreas; avanzar en la búsqueda de la solución de los problemas






Mérida es una de las ciudades del país con mayor potencial para generar conocimiento, tiene un peso específico estratégico y la historia así lo recoge. Es aquí donde se encuentra la Fundación Centro de Investigaciones de Astronomía “Francisco J. Duarte” (Cida), una institución que promete mucho y avanza hacia la consolidación de una gran sede para la investigación en muchas áreas.

De eso está convencido el presidente de la misma, Pedro Grima, al hablar del futuro de esta dependencia del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, quien pone todo su empeño en impulsar las acciones necesarias en este sentido.

Por eso siempre está invitando a los trabajadores de sus diferentes departamentos a investigar, en el área administrativa, informática, en materiales, en astronomía, en divulgación, en lo social también. “Nosotros tuvimos el año pasado un proyecto con los invasores de El Vallecito, los visitamos y recuperamos tres hectáreas y ahorita están cultivando allá. Entonces, también trabajar con la comunidad es parte de ese apoyo que todas las instituciones tenemos que hacer”.


Recordó el llamado del presidente Nicolás Maduro el 24 de junio con motivo de la Batalla de Carabobo. “Vamos a cumplir 200 años de la Batalla de Carabobo en el 2021 y se le ha pedido a todos los entes, hay una orden, que se conformaran comisiones para crear proyectos productivos para la comunidad, para Venezuela y en eso estamos”.

Grima aseguró que el país saldrá del problema económico en la medida en que los venezolanos se comprometan con la producción en todas las áreas. Buscar cómo solucionar los problemas, avanzar en un sistema para hacer las cosas, con organización y racionalidad.

Mérida tiene todas las características, dijo, para hacer su aporte en investigación y resolver muchas dificultades. Por ejemplo, señaló que es más barato comprar los desechos que recogerlos antes que se vuelvan basura, con el concurso de todos, sin distingos de nada, solo pensando en los merideños y su bienestar.

“Esa racionalidad tiene que superar la diatriba política. Nosotros no podemos seguir destruyendo el país, eso no tiene sentido. Que tengamos ideas diferentes es parte de la dinámica del conocimiento; no podemos pensar todos iguales, es parte de la cultura, pero esa diferenciación cultural, de pensamiento, de gustos, tiene que llevar a un estado positivo de las cosas (…) y hacia allá apunta el Cida”.

En pos del objetivo

El Cida está dividido en departamentos y Pedro Grima se reúne regularmente con su equipo, insistiéndole en la investigación, hasta que se vuelva cotidiano. “Es un trabajo común, todos los años se hace, se introducen proyectos al ministerio, al Consejo Federal de Gobierno, relacionados con la productividad, la industria. Uno de ellos es el de celdas solares, además, acabamos de terminar una máquina de producción de aceites”.

El funcionario le pide los trabajadores, que estudien, se formen, “porque no importa que usted sea secretaria, administrador, también puede ser investigador. Entonces, el Cida se convierte en un ente académico, de investigación, en diferentes áreas que tienen aplicación en la vida diaria”. 

(Prensa CIDA/CS)