LO ÚLTIMO

Universitarios son contrarios a decisión intervencionista del TSJ

Asamblea realizada en el Aula Magna de la Universidad de Los Andes en contra de la sentencia 324 del 27 de agostos del 2019 del TSJ (Foto Prensa ULA)






Este jueves 26 de septiembre en horas de la mañana, se realizó una asamblea de universitarios convocada por el Consejo Universitario, con la finalidad de fijar posición ante la sentencia 324 del 27 de agostos del 2019 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

Esta sentencia del TSJ, a juicio de los universitarios, es de carácter intervencionista y una nueva agresión para la Universidad Venezolana. En ese sentido se consultó a algunas de las personalidades que asistieron a dicha asamblea, quienes expresaron, en su mayoría, que no se trata de excluir a nadie del proceso electoral, sino que se debe cumplir con unas condiciones elementales que estén dentro de un régimen democrático en donde se respeten las instituciones y la seguridad jurídica, la cual siempre debe prevalecer en un país, de manera que cualquier proceso que se realice en las universidades esté regido por la Constitución Nacional, la Ley de Universidades y los principios universitarios que fundamentan la autonomía de la universitaria.

Es necesario y urgente no sólo para la comunidad universitaria, sino para la comunidad merideña y venezolana en general, la realización de estas asambleas, tal como lo señaló Gina Rodríguez, diputada a la Asamblea Nacional, quien agregó que no solo se debe expresar el rechazo ante la decisión del TSJ, la cual es ilegítima, sino contra el mismo tribunal, ya que el mismo es írrito, no vale en nuestro país y va contra los derechos de los venezolanos. “Esto es un intento más de atacar a la sociedad en nuestro país, no podemos permitir que esto pase por debajo de la mesa, por lo que habrán derechos de palabras dentro de la AN para no solo decirle al país lo que está sucediendo y viviendo. En los próximos 15 días las universidades van a estar en la AN reportando todo lo que está pasando y así dar también a conocer el déficit que las está afectando”.

Para el profesor Juan Carlos Pacheco, coordinador del Rectorado de la ULA, este es un tema muy importante para la vida de la universidad, ya que este gobierno de todas las maneras posibles ha buscado atentar en contra de la autonomía universitaria. “En este momento la Universidad es el único bastión que queda para defender la democracia, ya es hora que los universitarios salgamos a defender los intereses de la Universidad. En cuanto a la realización de un proceso electoral, el mismo se debe realizar siempre y cuando sea dentro del marco de la legalidad y en función de lo que la Universidad decida que debe ser la forma en que se debe elegir sus autoridades”.

A juicio del profesor Julio Flores Menesini, ex vicerrector administrativo de la ULA, “Este anzuelo que hoy lanza el Gobierno Nacional, busca que algunas personas piensen que se les está excluyendo, así como impedir su participación en cualquier proceso y es al contrario, porque este es un proceso de inclusión y cada quien decide a qué sector pertenecer. No caigamos en el engaño, en este populismo y demagogia que nos tiene acostumbrados el gobierno y con la cual ha pescado a muchos incautos”.

Así mismo el profesor Robert Lobatón, director de la Escuela de Farmacia, manifestó su preocupación por esta situación, por la cual el gobierno los quiere llevar a un cumplimento obligado de una decisión de un tribunal que a todas luces es ilegal y que condiciona mucho lo que es el funcionamiento de la Universidad. “Hoy se nos coloca en una encrucijada de poder o no aceptarla y de poder o no nosotros continuar llevando los destinos de la Universidad, llegó la hora de ponernos firmes como universitarios y asumir que tenemos nuestra autonomía y que tenemos que dictarnos nuestras propias normas como lo hemos hecho siempre”.

La profesora Sol Saavedra, jubilada de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Faces) de la ULA, espera que estos espacios se abran para que sigan la discusión, ya que esta es una situación muy difícil y lo que están planteando es digno de profundizar, debido a que por un lado se habla de un TSJ ilegítimo y al acatar esa decisión, se estaría validando el mismo. “Todo esto nos lleva a una encrucijada, porque si no lo acatamos, siempre en el Gobierno Nacional han hecho lo que han querido y luego no sabremos a ciencia cierta el destino de nuestra universidad. Pienso que debemos estar preparados y unidos todos los grupos dentro de la universidad y luego todas las universidades del país”. 

Golfredo Lobo / Prensa ULA / CNP 14.293