LO ÚLTIMO

A juicio seis PNB por el presunto asesinato del joven Wildermar Paredes en una cola de gasolina en Mérida


El Tribunal 2° de Control de Mérida ordenó el pase a juicio de los seis funcionarios, quienes permanecen recluidos en el Destacamento de la PNB en la localidad de Bailadores, municipio Rivas Dávila de esa entidad federal





Luego de admitir la acusación del Ministerio Público, fue ordenado el pase a juicio de seis funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) por su presunta responsabilidad en la muerte de Wildermar Paredes (32), quien se encontraba esperando para abastecerse de gasolina en el sector Llanitos de Tabay, municipio Santos Marquina, del estado Mérida.

Los funcionarios involucrados en el hecho, ocurrido el pasado 8 de junio, son el comisionado jefe de la PNB en el estado Mérida, Juan Bautista Cordero, y los oficiales Luis Gerardo Vargas Dávila, Freddy Bladimir Rodríguez, Daniel Antonio Vivas, Junior Valera y Erica del Carmen Peña.

En horas de la noche del citado día, los agentes policiales se presentaron en el lugar para abastecer combustible a una motocicleta y otros vehículos de civiles que los acompañaban, lo que ocasionó molestias entre los ciudadanos que aguardaban en la cola.

Para dispersar a las personas, Cordero y los demás oficiales presentes accionaron su armamento para despejar la zona. En esa circunstancia, Paredes recibió un disparo en el pecho que le causó la muerte, mientras su primo fue herido.

A raíz del suceso, los seis implicados se pusieron a la orden del Ministerio Público al día siguiente.

En la audiencia preliminar, la Fiscalía 76ª nacional mantuvo la acusación de Cordero como coautor en el delito de homicidio calificado por motivos innobles y en grado de frustración en perjuicio del lesionado y cómplice en el homicidio calificado por motivos innobles en detrimento del occiso.

En tanto, Vargas Dávila fue acusado como autor del mencionado tipo penal en perjuicio de Paredes, además de uso indebido de arma orgánica.

Peña resultó acusada como cómplice en el homicidio calificado de Paredes; mientras que Rodríguez fue acusado como coautor del homicidio calificado por motivos innobles en grado de frustración, así como por uso indebido de arma orgánica.

De igual forma, los oficiales Vivas y Valero fueron acusados como cooperadores inmediatos del tipo penal antes mencionado, además de uso indebido de arma orgánica.

En este contexto, el Tribunal 2° de Control de Mérida ordenó el pase a juicio de los seis funcionarios, quienes permanecen recluidos en el Destacamento de la PNB en la localidad de Bailadores, municipio Rivas Dávila de esa entidad federal.

Nota de prensa