LO ÚLTIMO

Informe de la FAO muestra impacto del bloqueo económico contra Venezuela

El reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) señala el impacto del bloqueo económico contra Venezuela desde 2014.






Publicado esta semana, registra índices sobre el nivel mínimo de consumo de energía alimentaria, cuya curva se presenta elevada a partir del citado año, como consecuencia de la desaceleración económica.

El informe titulado El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo 2019, muestra por períodos los promedios respecto a la prevalencia de la subalimentación 

Entre 2009 y 2011, el índice para América Central y el Caribe superaba al de América del Sur (6,8% frente a 5,1%), mientras que Venezuela presentaba 3,1%; luego la gráfica muestra como en el lapso 2012-2014, se eleva a 6,4%;y en el 2016-2018 se quintuplica para ascender a 21,2%.

Estos resultados evidencian la desaceleración económica del país en los respectivos lapsos, cuando comenzó el ataque a la recuperación de precios del petróleo, el primer salto del dólar paralelo, desabastecimiento inducido, contracción de la actividad comercial por la violencia política, bloqueo financiero y asfixia de las tasas de financiamiento (2012-2014).

Igualmente, la consecuencia de la orden ejecutiva del ex presidente Barack Obama, la reacción inflacionaria como consecuencia del dólar paralelo, contrabando de alimentos, robo de 300 mil millones de bolívares en papel moneda por parte de mafias, perdidas económicas por el orden de $116 mil millones y la prohibición del manejo de fondos por $5 mil millones (2011-2018) por el bloqueo de cuentas bancarias de la nación.

Aunque estos factores no son citados por la FAO, la gráfica Nº 8 muestra cómo la persecución financiera coincide con el ascenso del indicador de desaceleración económica, en contraste con la interpretación analítica de este informe que actualmente hacen conglomerados mediáticos.

La FAO reconoció en Venezuela alcances en la reducción del hambre y la pobreza extrema en más de 50% (2012), así como los índices de población con hambre de 13,5 a 5% (2013), logros que fundamentaron la decisión de bautizar al Plan de Acción de la FAO para la erradicación del hambre y la pobreza con el nombre de Hugo Chávez.

AVN