LO ÚLTIMO

Alejandro Cichero: “Hoy no es posible ir al mundial, no veo un fútbol convincente”

El central vinotinto de la era Páez respondió cuestionamientos sobre el fútbol nacional, habló sobre su futuro y la posibilidad de ir a una Copa Mundial de Fútbol





Guillermo A. Villet Matheus
Estudiante Unica

Alejandro Cichero, pieza fundamental de la era de Richard Páez, explicó el por qué cree que Venezuela no está lista para ir al Campeonato Mundial de Fútbol que se efectuará este 2022 en Qatar, además hizo referencia al fútbol venezolano y de su paso por equipos como el Trujillanos y el Italchacao.

Alejandro Enrique Cichero Konarek, nació en Caracas Distrito Capital, Venezuela 20 de abril de 1977, es un ex defensa central, hijo del también futbolista Mauro Cichero, ex capitán de la selección de los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980. Tiene un hermano llamado Gabriel Cichero, futbolista y defensa central que actualmente juega en el Lorca FC. Durante su estada en Montevideo brindó esta entrevista en el conocido café Expreso Pocito, ubicado en el sector de Pocito, uno de los más reconocidos de la ciudad capital de la República Oriental del Uruguay. Fue claro en sus palabras, habló del fútbol y de su paso por esta disciplina deportiva.

-       El fútbol venezolano es un fútbol que ha pasado, con el transcurrir del tiempo, de lo físico a lo táctico y de ahí a lo técnico, aunado a una innumerable cantidad de jugadores que hoy en día militan en el exterior. ¿Cómo ha sido el impacto que estos jugadores han generado en los respectivos países donde juegan?

-       Siempre cuesta, es difícil generar un impacto, siempre te van a ver como venezolano. Cuando yo llegué, llegué al país de los centrales. Es bueno lo que está pasando con Soteldo, con Salomón Rondón, con Josef Martínez. Lo que yo creo es que, como la economía mundial ha bajado, encuentras un jugador venezolano muy bueno y a un costo menor. Ahora, yo a veces me cuestiono. En la época de nosotros éramos siete los que estábamos en el extranjero en ligas de menor nivel. Ahora hay 99% de los jugadores en ligas top. La única forma de cambiar la forma en que os ven y quitarnos esa cruz, es ir a un Mundial.

-       Tocando el tema del futbol venezolano en el exterior, se hace referencia a que usted jugó en varios equipos de afuera entre ellos, los más conocidos están el Nacional de Uruguay, al Benfica B, el Litex Lovetch y el SD Luneng. ¿Por qué tomó esa decisión de irse del fútbol búlgaro a la que es hoy la Súper Liga China?

-       A mí me criticaron como hacen ahorita con Salomón. Todo cae en la parte económica. Tienes que irte a donde te sientas bien y te paguen. En Bulgaria jugaba en uno de los grandes. Teníamos un equipazo. Jugué 3 Copa UEFA contra los mejores equipos como el Liverpool, el Shalke 04 entre otros. En China juegan 10 millones de chinos, imagínate la competencia que hay. Las condiciones y los utensilios son de primer nivel. Nosotros teníamos un average de personas que iban por partido y era de 60 mil personas. Me fue muy bien porque yo era muy agresivo. Es una liga muy competitiva porque los extranjeros que van son top.


-       ¿Qué piensa de la salida de Salomón Rondón de Inglaterra a China?

-       El fútbol es un negocio, nosotros tenemos que hacer el mayor dinero posible en el menor tiempo. La decisión que tomó es buena, le van a dar 24 millones de dólares por 3 temporadas, aseguraste la buena vida tuya, la de tus hijos, la de los hijos de tus hijos y la de tus papás.

-       ¿Qué se sintió vestir el color vinotinto?

-       Yo venía buscando jugar en la selección, por eso fui a Trujillanos. Ahí estaba Richard (Páez) y me llevó para las eliminatorias. Perdimos contra Ecuador y después fuimos al estadio de la Universidad Central de Venezuela (UCV) a jugar contra Argentina y perdimos 3 - 0. Yo me quería matar, no puede ser que este tipo no me meta de titular. Fue ahí cuando metió contra Colombia en Barranquilla y ganamos 1-0. Mucha gente me pregunta que cual ha sido el mejor partido y piensan que es el 3-0 contra Uruguay en Montevideo, y no es así; el partido que siempre llevaré es ese partido contra Colombia, en Colombia, y con la Colombia que era en ese entonces.

-       ¿Cuáles eran los problemas con Rafael Esquivel?

-       Con Rafael Esquivel tuve problemas siempre, no de la parte personal sino como gerencial, con la selección. Era un tipo muy habilidoso, pero yo luchaba por los jugadores de fútbol. En los viáticos a los que jugaban les daban 100% a los que entraban 75% y a los que no 50%. Entonces todas estas cosas no eran así pues a todos les tenían que pagar por igual porque el técnico recoge a los 20 mejores en ese momento y que no hayan entrado era por decisión técnica, no porque no era bueno. Vi el mensaje cuando Esquivel le dice a Richard (Páez), “tráeme a todos menos a Cichero”.

-       Ahora de forma anecdótica en Puerto La Cruz, en el empate 1-1 contra Panamá, hubo una trifulca justo después del gol de Giancarlo Maldonado. Habla de ese momento.

-       Mucha gente me criticó, que no era la manera de reaccionar. Yo creo que de la manera en que fuimos criados si yo no hubiese reaccionado así mi papá, cuando llegue a la casa era él el que me iba a dar a mí. Es una ley, primero es Dios, segundo esta tu familia, después tu país y después todo lo demás. Reaccioné como un hermano mayor. Me arrepiento de no haber pegado más. Son cosas que pasan en el fútbol.

-       Después del cambio generacional que hizo Dudamel con una selección sub-20 subcampeona del mundo ¿Cree posible ir al Mundial de Qatar 2022?

-       No es posible ir al Mundial. No veo un fútbol que convenza. No sé porque Dudamel cambió el esquema en el cual se crió, lo que es el buen fútbol merideño con Richard Páez. La sub 20 no existe, a los sub20 déjalos con la sub 20. En Venezuela es ley que un sub 16 juegue, por lo tanto lo estas metiendo porque es obligado, no le estas enseñando nada.

-       ¿Cómo ve actualmente la LigaFutve?

-       Está hecho un desastre. No puedes tener una liga con 20 equipos, la situación del país no te permite. La mayoría de equipos son públicos y siempre hay conflictos que el jugador de fútbol termina pagando.

-       De lo que ha podido mirar, ¿Qué piensa de Estudiantes de Mérida?

-       Me da alegría por el fútbol merideño. Mérida es un estado que respira fútbol. Mi papá jugó en la ULA, era el capitán y por lo tanto yo viví en Mérida muchos años. Cuando había clásico de ULA vs Estudiantes de Mérida, eso era como decir un Barcelona vs Real Madrid. No había espacio.

-       Después de hablar sobre los diversos temas que abarcan el fútbol venezolano ¿Cómo fue su comienzo en Trujillanos?

-       Yo jugaba en Portugal. Estuve 2 años en el Benfica me fue relativamente bien, jugué 6 partidos en primera, por lo tanto me parecía irónico que no me llamaran a la selección, entonces por decisión de familia, y decisión propia, me vine a Trujillanos gracias a Rafa Santana. Me fue muy bien, jugué una pre-libertadores y de ahí me fui al Italchacao. Teníamos un trabuco ahí, pero no le ganamos a nadie.

-       Toma vuelo al sur. Llega a Cerro. ¿Cómo es la llegada de Alejandro Cichero a suelo charrúa?

-       En cerro la rompí. Fue el club que me catapultó. Cuando jugamos contra Nacional le ganamos 2 a 1 en el Centenario y ahí me miraron y me llevaron. En Cerro jugábamos Godín y yo, pero él era más irregular en la titular. Cuando yo llego a Nacional, sacan a Lugano por mí. El otro día fuimos a visitar a la “celeste” y yo sigo manteniendo contacto con Godín, mi hijo lo conoció y Diego le dijo que gracias a que tu papá se fue, yo pude jugar.

-       Un año después sale a Bogotá y gana la Copa Colombia en el 2011. ¿El mejor momento de Cichero?

-       En todos lados me fue bien, no es por ser egocentrista pero gane 5 títulos en 5 diferentes equipos. Lo que me gusta es y lo que me hace sentir agrandado, es ¿Por qué el único jugador que se lleva Richard (Páez) después de su hijo es a mí? Era como yo le rendía en el campo.

-       Finalmente, el futuro de Alejandro Cichero ¿En Uruguay como último destino o hay más planes?

-       Estoy acá por mi hijo, aquí es el camino para que él se convierta en mejor jugador, estoy estudiando para ser técnico pero me quiero enfocar en formativas porque hay muchas carencias. Yo soy de la Escuela de Richard, de educar al futbolista y que se sientan indestructibles para que sea mejores jugadores. Además voy a estudiar gerencia deportiva para futuro. Cuando haya un cambio en Venezuela, seguramente yo vuelvo. Hay un grupo importante para hacer buenas cosas.

Culmina de esa forma, clara y frontal, el encuentro con Alejandro Cichero catalogado, por muchos, uno de los grandes defensa central de todos los tiempos del fútbol de Venezuela y marca un párrafo “Cuando haya un cambio en Venezuela, seguramente yo vuelvo. Hay un grupo importante para hacer buenas cosas”.

Al final un buen café con Cichero en medio del frío invierno austral.

Foto: R. Villet