LO ÚLTIMO

Canciller sostuvo reunión con cuerpo diplomático para abordar intento de magnicidio


El ministro para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, encabezó una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en el país para abordar el intento de magnicidio perpetrado contra el presidente de la República, Nicolás Maduro.

En la reunión transmitida por VTV, detalló a los diplomáticos que hay seis detenidos directamente involucrados en el intento de magnicidio, uno de ellos estuvo implicado en los hechos del Fuerte Paramacay el año pasado.

“Los detenidos ya están rindiendo declaraciones, nuestros cuerpos de seguridad se han desplegado por varios lugares de la ciudad para ubicar al resto de los responsables”, señaló.

Arreaza indicó que las investigaciones han arrojado como puntos focales de la conspiración Florida y Bogotá, “se ha hecho evidente con las declaraciones emitidas por personajes de la oposición”.

“¿Dónde están los líderes opositores que recorren el mundo pidiendo sanciones? ¿Dónde se encuentra la exfiscal de la República? En Colombia, es imposible no dudar, Bogotá es centro de la conspiración”, aseveró.

Señaló que justo cuando el Gobierno Bolivariano está por implementar un nuevo esquema económico en el país, el cual vencerá los ataques de la que ha sido víctima la economía venezolana durante el periodo presidencial de Nicolás Maduro, se produce el intento de magnicidio fallido.

“La agresión contra Venezuela ha sido atroz, el bloqueo que hay, la persecución de las finanzas venezolanas ha sido cruel. A pocos días del 20 de agosto, punto flexible para la economía venezolana ocurre este acto terrorista contra el Pdte. Nicolás Maduro y su pueblo”, apuntó.

El canciller venezolano exigió respeto a las autoridades venezolanas, y pidió a los diplomáticos ir a sus gobiernos a exponer la verdad de Venezuela.

“Ya basta de que el imperialismo actúe, ya basta de intolerancia política. Le pedimos al Gobierno de EE.UU respeto, busquemos el diálogo y el respeto”, exclamó al tiempo que recalcó que Venezuela respeta a todos los gobiernos del mundo y exige el mismo respeto a la soberanía del país.