LO ÚLTIMO

Rector de la ULA: El paro universitario demuestra el maltrato a los trabajadores y la institución



El rector de la Universidad de Los Andes, Mario Bonucci,  dijo que el despojo  salarial que el Ministerio de Educación Universitaria pretende concretar en detrimento de la ya grave realidad económica de los trabajadores universitarios, movilizó una gran protesta nacional que se concretó en el paro de universidades que se realizó este miércoles 9 de mayo de 2018.

“En estos momentos de hiperinflación, no estoy de acuerdo con aumentos salariales sin que estén acompañados de los profundos cambios de las variables macroeconómicas que impulsen la producción, que respeten la propiedad privada, la libre iniciativa y que acaben con la corrupción”.

El Presidente ordenó un incremento salarial y el ministerio tiene que honrarlo. En anteriores oportunidades ha habido similares situaciones que pretendieron esquilmar beneficios y los universitario, unidos, lograron defender lo asignado por derecho.

Por eso esta protesta no debe ser solamente por el tema salarial sino contra una gama de incomprensiones y maltrato del Gobierno nacional para con la Universidad, y por el resto de la crítica realidad que está afectado a la gran mayoría de los venezolanos.

“Hoy, además de protestar por el tema salarial, yo protesto, por ejemplo, por el tema de la falta de  recursos para los comedores estudiantiles, yo protesto porque las becas de  los estudiantes de 400 mil bolívares no alcanza para pagar la cuarta parte de una residencia. Protesto porque, pese a hacer las debidas peticiones, aún no aparecen los recursos para atender las urgentes necesidades de insumos para las prácticas en las escuelas de Bioanálisis, de Medicina y de Odontología. Nuestros residentes de Medicina no tienen ni con qué comer, ni se asignan nuevas unidades de transporte”.

El Rector significó que el seguro de HCM no cubre ni un día de hospitalización, no hay acción de los organismos de seguridad del Estado contra los invasores de la finca Judibana y de la reserva Foresta de Caparo. A esto se le suma el recurrente caso de la insuficiencia presupuestaria como  temas para protestar también.

Finalmente aclaró que, como rector, no está dentro de sus funciones llamar a paro, pero como profesor y como ulandino da un respaldo rotundo a esta convocatoria de la Fapuv y al pliego que hicieron los distintos gremios para sumar fuerza en defensa de sus derechos laborales y de gozar de un salario que, si de por sí ya es paupérrimo, el Gobierno pretende convertirlo en más miserable aún.



Representantes de los gremios hicieron presencia en la plaza Bolivar de la ciudad de Mérida para exponer, ante los medios de comunicación, las preocupaciones y aspiraciones del sector universitario. (Foto: Prensa ULA)