LO ÚLTIMO

Promedehum registró más de 106 protestas entre enero y abril de 2018


A propósito de la situación política luego del proceso comicial del 20 de mayo,  el cual dejó un descontento que  podría generar un escenario de protestas en Venezuela, promedehum hizo un llamado a las autoridades para que se  respeten las libertades de asociación y reunión pacífica y el derecho a la asociación política.

De acuerdo al boletín emitido por la ONG Promedehum (Promoción Educación y Defensa en Derechos Humanos), durante enero y abril de 2018 más de 106 protestas se registraron en el estado Mérida, sin contar  las de mayo, manifestaciones que apuntaron a la exigencia  de mejores condiciones que contribuyan a la calidad de vida de los ciudadanos, debido al pésimo funcionamiento de los servicios públicos.

Los merideños han padecido constantemente fallas en el suministro  de gas doméstico para la preparación de sus alimentos, la falta de unidades  de transporte, acumulaciones de basura en las calles y residencias que originan la  proliferación de plagas y enfermedades, escenario  que incide para salir  a protestar pacíficamente su descontento contra las autoridades en busca de soluciones inmediatas.

La abstención expresó desconfianza en las instituciones del Estado

El boletín explica, que a través de los  comicios electorales del pasado 20 de mayo se constató el contundente rechazo de los venezolanos hacia la propuesta del Gobierno nacional al abstenerse de salir y participar en las urnas,  “los actores  internacionales invitados como ‘observadores’ y los supuestos resultados del proceso”.

Promedehum, detalla en su escrito que el alto porcentaje de abstención es el reflejo de la desconfianza de un pueblo hacia las instituciones del Estado, condiciones que pudieran agravar la crisis humanitaria que atraviesa el país, aunada a la escasez de medicamentos, alimentos, el alto costo de la vida y la inseguridad, indicadores que no mejorarán por la celebración de procesos electorales espurios.

El comunicado indica que durante el evento electoral se distorsionó  el derecho al voto como herramienta de control social discriminatorio y no como lo que realmente es, “  una prerrogativa de la que goza todo ciudadano según lo dispuesto en los tratados internacionales en materia de derechos humanos acogidos tanto por la Carta Magna como el resto del ordenamiento jurídico nacional, que aboga por la participación ciudadana libre y voluntaria”.

A propósito de esta situación política se podría generar un escenario de protestas en Venezuela, en tal sentido la ONG hizo un llamado a las autoridades para que se  respeten las libertades de asociación y reunión pacífica y el derecho a la asociación política, asimismo exigieron el cese a la represión y la persecución a los ciudadanos a través de instrumentos como la  Ley Contra el Odio y la Intolerancia.  

Prensa Promedehum