LO ÚLTIMO

No hay desvío de la carne aportada para pacientes del Iahula


La contribución de productos cárnicos que hacen los productores agrupados en Asodegaa, debe ser distribuida diariamente entre más de 400 pacientes

El alimento proteico que recibe el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), otorgado por los productores de El Vigía, congregados en la Asociación de Ganaderos  Alberto Adriani (Asodegaa), tras establecer un convenio con el gobierno de Ramón Guevara, no se desvía; el mismo es distribuido entre los pacientes, de acuerdo a la dieta que según su estado de salud le permite recibir.

Así lo hicieron saber Rafael Araque y Carlos Nieto, presidente y director de Desarrollo Agrícola y Extensión del Instituto Merideño de Desarrollo Rural (Imderural), luego de la sexta entrega realizada el pasado miércoles al primer centro asistencial del estado.

Detallaron las autoridades que las reses o canales como se les denomina en el área agropecuaria, se distribuyen entre 400 o más pacientes diarios, y estas pueden alcanzar – dependiendo del peso – para un tiempo perentorio.

La distribución a los pacientes, de lo cual se lleva un control detallado en el Iahula, se hace de acuerdo a la dieta que cada uno tenga según el estado de salud que presente; por tanto, habrá pacientes que reciban el producto cárnico, mientras otros no.

Explicó Araque que mensualmente el Iahula recibe mil kilos de carne aproximadamente, la cual pierde un 30 o 40 por ciento de su peso en huesos y grasa.

Las reses entregadas esta semana arrojaron un peso de 471 kilogramos, las cuales una vez despostadas (despulpadas), arrojaron los siguientes kilos: carne de primera, 178 kilos; carne de segunda, 108 kilos; costilla, 96 kilos; hueso blanco, 44 kilos; desperdicios, 50 kilos; para un total de 471 kilos. 

En el caso de las vísceras o trastes: patas, 14 kilos; corazón, bofe e hígado, 17 kilos; callos, 7 kilos; rabo, 1.8 kilos; lengua, 600 gramos; y riñones, 1.1 kilo; para un total de 41.5 kilogramos, que se le sumarían a los 471 kilos.

La información ofrecida por los responsables de recibir y hacer la entrega de la carne a las autoridades del Iahula, obedece a los rumores que se han tejido a través de las redes sociales, sobre el destino final del producto porque presuntamente no llega, a quienes permanecen recluidos en el recinto hospitalario. 

Prensa OCI