LO ÚLTIMO

Tribunal Contencioso Administrativo determinó como inadmisible recurso de amparo interpuesto contra rector ULA




En la mañana de este martes se realizó la audiencia convocada por el Tribunal Contencioso Administrativo del Estado Mérida, a cargo del juez Rotsen Diego García, por el recurso de calificación de desacato interpuesto por el profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas (Facijup), Freddy Mora, contra el rector de la Universidad de Los Andes, profesor Mario Bonucci Rossini, el cual fue declarado como inadmisible.  Culminada la audiencia, y habiendo escuchado la decisión del juez, el rector de la ULA dijo a los medios de comunicación que esta fue una decisión “previsible”, puesto que no se había violado ningún derecho constitucional. Explicó el rector que no se entiende la solicitud hecha por el profesor Freddy Mora de que se le restituya el derecho que tiene a ser coordinador del Postgrado en Derecho Administrativo, alegando que no se le está dejando serlo, aun cuando la Facultad le demostró que él está en el ejercicio del cargo como coordinador encargado y no se le ha impuesto un sustituto.

El rector Mario Bonucci Rossini dijo que el profesor Freddy Mora jamás se dirigió ni al rector, ni al Consejo Universitario, que usó su derecho pero frente a un Tribunal Contencioso Administrativo, lo cual pone a la universidad ante uno de los capítulos negros de su historia

Una solicitud con orientación política

Resaltó el rector  Bonucci Rossini que lo que más llama la atención es que el profesor Freddy Mora, quien también es abogado, al dirigirse al tribunal haya pedido  también  la inhabilitación política del rector, su ausencia absoluta y el nombramiento de un nuevo rector, lo cual, a su juicio, esto tiene visos políticos, porque si un abogado se dirige a un tribunal lo primero que debe pedir  es que se le restituya el derecho que cree que se le ha violentado pero no el cúmulo de peticiones realizadas por el profesor Mora que evidencian una clara orientación política.  

Señalo Murillo que en esta audiencia la defensa demostró que no hubo ningún desacato por parte de la universidad y que la acción incoada por el profesor Freddy Mora está alejada del derecho y es atentatoria contra el compromiso que debe tener cada profesor y miembro de esta universidad

Una audiencia objeto de estudio

Destacó asimismo el rector de la ULA, que este caso debe ser objeto de estudio por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, para que se le muestre a los estudiantes lo que debe ser la lealtad institucional y cómo un profesor universitario se dirige ante su propia institución y como un juez, siendo egresado de esta misma universidad, hace uso del derecho, porque ante esta solicitud temeraria, el juez Rotsen Diego García admitió la mencionada solicitud de desacato.

La ULA demostró que no hubo desacato

Por su parte la decana de la Facijup, profesora Aura Murillo, también señaló que era previsible dicha decisión ya que la ULA, en cada uno de sus argumentos jurídicos, probó que nunca ha estado en desacato, lo lamentable es que al lado de la solicitud de desacato se solicite la inhabilitación política del rector, su ausencia absoluta y el nombramiento de un nuevo rector, a través de un procedimiento y un mecanismo no establecido en ningún ordenamiento jurídico.

El resultado de la audiencia de hoy martes era lo que se estaba esperando, dijo la decana, porque la Facultad demostró que el profesor Mora Bastidas está ejerciendo como coordinador encargado mediante una designación hecha por un profesor ausente que no está en el país y no mediante las normas internas de la  Facijup y de la universidad, y esto era lo que se estaba dilucidando. Agregó la profesora Murillo que sin embargo existe la medida cautelar de ese mismo tribunal, medida respetada por el Consejo de Facultad y respetada por la universidad y se demostró que la intención del profesor Freddy Mora no era un mero ejercicio de un derecho que él quiere exigir, sino que tiene otra trascendencia y, lo lamentable, es que esto no es una lucha contra la figura del rector Mario Bonucci, sino de esta universidad que tiene 233 años de historia y que no se ha vencido jamás frente a este tipo de ataques.  

María de los Ángeles Pérez. 9795. Prensa ULA. Foto: Lánder Altuve