LO ÚLTIMO

En 48 horas se solventará la distribución del agua en un 70 por ciento


El Gobernador autorizó al presidente de Aguas de Mérida  para que entregue  un informe oficial  al ente rector del agua en el país


Para dar a conocer todo el esfuerzo humano y financiero  que realiza el Gobierno regional para dar solución a la crisis del servicio de agua potable, el mandatario regional, Ramón Guevara,  ofreció una  rueda de prensa en la que afirmó que las condiciones  que actualmente se presentan en la empresa Aguas de Mérida  son producto  de la calamitosa  situación en la que la actual gerencia recibió dicho ente.

El Gobernador sostuvo que durante  la presente semana aspiran poner en  funcionamiento, en un 70 por ciento, la distribución del  agua en la ciudad, una vez que la compañía encargada en reparar las bombas las coloque en  funcionamiento  en un plazo no mayor de 48 horas a partir de este martes.

“Entendemos la incomodidad que tiene el pueblo de Mérida sobre los servicios públicos en general, pero es mi deber también asumir el costo de aquellos que no hicieron nada para mantener a tono el mantenimiento de la empresa Aguas de Mérida”.

Guevara autorizó a la presidencia de la hidrológica y su adjunto a programar los diferentes cortes del servicio de agua, mientras se recupera la producción del vital líquido.

Dijo que igualmente han  autorizado al presidente de la referida empresa, Henry Dávila, para que  en el transcurso de las próximas horas entregue  un informe oficial a Hidroven, ente rector del agua en el país, para que desde el punto de vista  financiero dé  una  respuesta.

Señaló que están en la búsqueda de recursos que rodean los  nueve millardos de bolívares, que serán destinados exclusivamente para activar las cinco bombas de agua que se han deteriorado por el uso a lo largo de  más de 30 años,  y que no han recibido mantenimiento en las últimas dos décadas.

La primera autoridad del estado destacó que representantes del Gabinete regional se reunieron con el gerente de Corpoelec en la región, quien se comprometió en dar fluido eléctrico permanente  para mantener el sistema de bombeo en los sectores Milla, El Vallecito y La Hoyada de Milla, ya que funciona con electricidad.

Los químicos utilizados para la potabilización del vital líquido no están llegando, añadió, y el estado solo ha podido adquirir 15 toneladas de las 300 que se requieren para las ciudades de Mérida y El Vigía.

Respecto al tema de intervención de la hidrológica, opinó que “el problema no es la intervención,  el problema es buscar los más de 20 millardos de bolívares que requiere la empresa Aguas de Mérida para darle solución a  la crisis del agua”. 

Prensa OCI